Top 5 de muertes televisivas que nos conmocionaron en nuestra infancia

Nuestro Top 5 de hoy esta relacionado con la muerte. La muerte de ficción quiero decir. Hoy quiero hablaros de aquellas muertes que sucedieron en alguna de las series de televisión que veíamos de pequeños y que nos causaron una mayor impresión. Muertes, algunas de ellas, que incluso nos llegaron a hacer llorar. Algunas nos marcaron tanto que incluso a día de hoy aún son recordadas.

¿Estáis preparados para recordar estos momentos tan dolorosos? ¿Sí?

¡Pues venga! Descubramos quien esta en nuestro Top.

5) DON QUIJOTE de “DON QUIJOTE DE LA MANCHA”.

Sí claro, ahora todo el mundo sabe que Don Quijote muere porque se leyó el libro en BUP, COU o durante un verano para impresionar a una extranjera, pero cuando yo era un niño desconocía la existencia de ese libro por lo que la muerte de Alonso Quijano en el último episodio me pilló totalmente por sorpresa.

Viendo la serie uno pensaba que tendría dos finales posibles: Que el bueno del Quijote terminaría en un manicomio, porque por mucho que nos cayera bien había que reconocer que estaba como una chota, o que se curaría de su locura y volvería a su vida normal.

En lugar de todo eso lo que sucedió es que la palmaba. Debió ser la primera vez que muchos de nosotr@s contemplábamos la muerte del protagonista de una serie de televisión.

Por ser pionera en ese aspecto, esta muerte merece estar en el número 5 de nuestro Top.

4) LA MADRE DE JACKY Y NUCA de “EL BOSQUE DE TALLAC”.

Antes de descubrir el cine de Disney, productora especializada en hacer películas donde muere, normalmente de forma cruel, el padre o la madre del protagonista, fuimos testigos en directo de la conversión en huérfanos de dos pobres ositos.

Esos ositos eran Jacky (Nota del autor: Aunque en la foto pone Jackie su nombre en España se escribía Jacky, así al menos consta en los singles y/o cómics que he visto y/o poseo) y Nuca.

La madre de los ositos protagonistas de la serie muere abatida a tiros por un cazador sin escrúpulos. No recuerdo si esto sucedía en el primer o segundo episodio pero que sucedía al principio, eso es seguro. Eso dejaba consternado a cualquier niñ@ porque por primera vez fuimos conscientes de que nuestro padre/madre no estaría eternamente junto a nosotros y que era posible que lo matara algún cazador sin escrúpulos. Esto último era absurdo pero eramos niños, por Dios, no razonábamos coherentemente.

Por abrirnos los ojos, esta muerte merece estar en el número 4.

3) ANTHONY de “CANDY, CANDY”.

He de decir que a mi esta defunción no me causó ninguna tristeza. Eso es debido, y no quiero ir de machito por la vida, a que la serie era para niñas y yo no la veía.

Entonces os preguntaréis por qué la incluyo en el Top. Bien, el tema es que fui testigo de como esta muerte conmocionó a muchas niñas. En mi colegio el 99% de las niñas se hacia la colección de cromos de la serie. Cual fue su sorpresa cuando vieron que en la última página del álbum (o la penúltima, no lo recuerdo exactamente) narraban la muerte de Anthony. Esa sorpresa fue debida a que esta muerte aún no se había emitido en televisión por lo que no sabían nada de nada (Nota del Autor: En los años 80, spoilear aún no estaba castigado por Ley, por lo que casos como este eran habituales.)

Lo peor del caso es que todo el público de la serie iba viendo capítulo tras capítulo sabiendo lo peor: El terrible suceso que terminaría con la historia de amor de Anthony y Candy.

La muerte sorprendió a Anthony durante una jornada de caza. Un zorro hizo asustar al caballo que montaba que presa del pánico le hizo caer. La host*a que se metió fue de las guapas y a causa de ella se desnucó, muriendo en el acto.

Podría haber hecho un chiste fácil y decir que Anthony era un yonky porque murió a causa del caballo, pero es una gracia tan vista que paso de hacerla.

Por hacer llorar a la buena de Candy, y con ella a toda una generación de niñas, esta muerte merece estar en el número 3 de nuestro Top.

2) CHANQUETE de “VERANO AZUL”

Ahora es cuando much@s de vosotr@s me querréis matar. Seguro que os estáis preguntando cómo he tenido el valor de colocar a Chanquete en el número 2 cuando, según muchos, se merece estar por derecho propio en el número 1.

A ver, los motivos son varios. Por un lado he de reconocer que su muerte es la que más ha marcado a toda una generación pero por otro lado opino que no hay para tanto.

Para empezar, el tío muere fuera de plano. ¿Qué hay de dramático en eso? Lo suyo hubiese sido verle agonizar durante, al menos, cinco minutos. Que hubiese tenido tiempo a despedirse de los chicos de la panda, de Julia y de «Frasco», el tío de la bodega. Pero no, lo único que recordamos de su muerte es a Pancho corriendo por la playa mientras grita: “¡Chanquete ha muerto!”.

Segundo punto: “Verano azul” ha sido repuesta tantas veces que el poco dramatismo que pudiese tener esta muerte desapareció hace tiempo.

Tercer punto: Hacen camisetas con el lema “Chanquete ha muerto” o similares. Esto convierte a Chanquete en un icono, pero convierte su muerte en una burla.

Resumiendo: La muerte de Chanquete está sobrevaloradísima. Su muerte viene a ser al drama, lo que la baguette al pan, o sea, una p*ta mi*rda.

1) DAVID Y LISA de “DAVID EL GNOMO”.

Os pongo en situación por si no lo recordáis. Cuando un gnomo cumple 400 años, debe morir. Se que suena duro, pero así es.

Te pasas toda la vida trabajando, huyendo de los trolls y cuando por fin puedes vivir la vida, la tienes que palmar obligatoriamente porque así esta escrito en las leyes de los gnomos.

Pero no mueres de sopetón, no. Te tienes que ir a un bosque, ¡ojo! pagándote tú de tu bolsillo el viaje, donde te convertirás en árbol. ¡Ah, pues muy bien!

En la escena que vimos en la serie, David y su mujer Lisa, acompañados de un amigo, llegan al lugar donde han de convertirse en árboles a lomos de su fiel zorro. Se despiden de él, pero este no aceptando el destino de sus amos corre tras ellos y es testigo de la metamorfosis. Esta escena es super chunga porque no solo ves el final de tus gnomos queridos, también ves el sufrimiento de su pobre mascota. Recordemos esos duros momentos:

La escena es tan dura, y esto es en serio, que muchos países prohibieron la emisión del último episodio de la serie por miedo a traumatizar a los niños.

Además una duda me asalta: Si los gnomos van voluntariamente a la muerte, ¿qué se supone que es eso? ¿Suicidio? ¿Un tipo de muerte asistida? No se, a mi todo esto me da muy mal rollito.

Sea como sea, todo lo anteriormente expuesto es lo que hace de esta muerte merecedora de ser el número 1 de nuestro Top.

Y vosotros viejun@s, ¿estáis de acuerdo con el Top? ¿Qué muerte es marcó en vuestra infancia? ¡Contad, contad!