Tiburón (Jaws, 1975)

 

EL ORIGEN:

Entre los días 1 y 12 de julio de 1916 cuatro personas murieron y una más resultó herida en Nueva Jersey debido a una ola de ataques de tiburón.

La lectura de un artículo que relataba estos hechos, inspiró al escritor Peter Benchley para escribir una novela que relatase el continuo ataque de un escualo que sufren los bañistas de un pequeño pueblo costero. Esa novela se titularía “Tiburón”.

El éxito de la novela, hizo que los productores David Brown y Richard D. Zanuck compraran los derechos para realizar una adaptación cinematográfica. Para llevarla a cabo contrataron a un joven director llamado Steven Spielberg.

“Tiburón” (“Jaws” 1975) contaría con un presupuesto de 9.000.000 de dólares.

TRAILER DEL FILM:

LA PELICULA:

Durante una fiesta que se celebra por la noche en la playa una de las asistentes decide separarse del grupo para ir a tomar un baño con un chico. Este se queda dormido en la orilla debido a la borrachera que lleva sin darse cuenta que ella está siendo atacada por un tiburón.

Al día siguiente, y alertados por el chico, la policía de Amity se pone a buscar a la chica supuestamente desaparecida. De ella solo encuentran un brazo medio devorado. Según el forense, la chica fue atacada por un tiburón así que el sheriff Brody (interpretado por Roy Scheider) decide cerrar las playas.

Cuando el alcalde de la población se entera de los planes del sheriff decide hablar con él para convencerle que no lo haga, ya que el verano acaba de empezar y Amity vive del turismo. Al final, y debido al “repentino” cambio de opinión de la causa de la muerte de la chica que hace el forense, la playa no se cierra.

Al día siguiente el tiburón vuelve a atacar cuando las playas estaban a rebosar de gente. Resultado: Un niño y un perro muerto.

 

Después de este incidente el sheriff decide cerrar las playas diga lo que diga el alcalde.

La madre del niño muerto ofrece una suculenta recompensa al que mate al tiburón. La población se llena de gente en busca de dicho premio, entre ellos Quint (Robert Shaw), un experto cazador de escualos.

Capturan a un tiburón y se cree que el peligro a pasado, pero Hooper (interpretado por Richard Dreyfuss), un experto en tiburones al que ha llamado el sheriff Brody, opina que ese no puede ser el tiburón que buscan porque el radio de mordisco no concuerda con las heridas que tenía el brazo de la primera victima.

En contra de la opinión de Brody, el alcalde decide abrir de nuevo las playas.

El primer día tras la reapertura, el tiburón vuelve a atacar causando otra víctima. Brody y Hooper le abren el estomago al tiburón que habían capturado el día anterior para comprobar si hay restos humanos dentro y no encuentran nada. El tiburón muerto no es el tiburón que buscaban.

Para poner remedio a los ataques, contratan a Quint que junto a Brody y Hooper se lanzan a la mar para capturar al tiburón.

El último tercio de la película esta repleto de momentos memorables de los que citaré unos cuantos:

1) La primera vez que Brody, y nosotros, vemos al tiburón sucede mientras el sheriff esta lanzando cebos al agua. Tras verlo, Brody le dice a Quint una de las frases míticas del film: “Necesitará un barco más grande”.

 

2) La historia de lo que le sucedió a la tripulación del USS Indianapolis que cuenta Quint a Hooper y Brody. Secuencia sublime como pocas. Esta parte del guión fue escrita por John Milius pero Robert Shaw hizo unos retoques.

3) La muerte de Quint devorado por el tiburón que ha invadido el barco.

4) El enfrentamiento final entre Brody y el tiburón. El sheriff dispara con un rifle apuntando a la boca del animal donde previamente le ha metido una bombona de oxigeno. Cuando parece que no le va a acertar nunca, Brody suelta una de las frases más famosas de la historia del cine: “Sonríe hijo de…”. Y el siguiente disparo da en el blanco.

 

“Tiburón” es una maravilla de película, una obra maestra repleta de sustos, escenas memorables y grandes frases pero lo mejor tal vez no es lo que vemos en ella, sino lo que escuchamos. “Tiburón” cuenta con uno de los temas centrales más famosos de la historia del cine, obra del gran John Williams.

“Tiburón” recaudó más de 470 millones de dólares. Una secuela sería inevitable.

LAS SECUELAS:

Tiburón 2 (Jaws 2 1978)

Han pasado cuatro años de los ataques que sufrió Amity por un tiburón. El alcalde está intentando reavivar el turismo en el pueblo cuando de nuevo un tiburón vuelve a atacar las playas del pueblo.

Nadie, excepto el sheriff Brody (de nuevo interpretado por Roy Scheider que se vio obligado a realizar la secuela por temas contractuales), cree que haya de nuevo un tiburón surcando las agua. Pero las muertes vuelven a suceder.

Tras la desaparición en alta mar de sus hijos, Brody se dispone a enfrentarse de nuevo cara a cara con un tiburón.

La película está a años luz de su predecesora pero es bastante entretenida. Lo peor estaba por llegar.

Tiburón 3 también conocida como El gran tiburón (Jaws 3-D 1983)

 

Antes de hablar de la película, dejadme aclarar lo de los dos títulos.

Un año antes del estreno de esta tercera entrega, el avispadisimo distribuidor José Frade se hizo con los derechos de una película italiana llamada “L’ultimo squalo” que era un exploit de “Tiburón”. El caradura de Frade estrenó este film en España con el título de “Tiburón 3”, así que cuando al año siguiente llegó a nuestro país la verdadera secuela, los distribuidores de la misma decidieron estrenarla como “El gran tiburón” para no liar al público.

Actualmente esta editada en DVD con el título de “Tiburón 3”, que es también con el que la emiten por televisión.

Dicho esto os hablo del film que ya os aviso que es bastante aburrido y absurdo y eso que su guionista es Richard Matheson, autor de novelas como “Soy leyenda” o “El increíble hombre menguante”.

El parque “Mundo submarino” está a punto de ser inaugurado cuando un tiburón se cuela en su recinto y empieza a matar gente. Cuando creen que lo han capturado, descubren que en realidad es su madre y que el verdadero peligro aún está libre por las instalaciones.

Mala con ganas, no la salvan ni sus actores, entre los que están Dennis Quaid y el oscarizado Louis Gossett Jr., ni sus primitivos efectos en 3 dimensiones.

Tiburón: La venganza (Jaws: The revenge 1987)

 

Si la anterior era absurda, la cuarta entrega es directamente patética.

Nos quieren hacer creer que un tiburón va de punta a punta de los Estados Unidos solo para matar a los hijos del sheriff Brody, que por lo que nos cuentan falleció de un infarto tras ver un tiburón.

La viuda de Brody (interpretada por una desganadísima Lorraine Gary que volvía a la franquicia) junto a uno de sus hijos decide hacer frente al monstruo marino.

Film mediocre, donde no se salva ni el siempre solvente Michael Caine.

LOS HOMENAJES Y/O GUIÑOS:

El éxito de “Tiburón” y su elevación a un status de culto ha hecho que muchos cineastas hayan querido rendirle un homenaje en sus películas. A continuación os citaré cuatro ejemplos de ellos.

1) El pacto de los lobos (Le pacte des loups 2001): En este peliculón, su director Cristophe Gans abre el film con la escena de la muerte de la primera víctima del monstruo, rodada de forma idéntica que la escena de la primera muerte con la que inicia “Tiburón”. La diferencia estriba en que esta muerte se desarrolla en plena montaña en lugar del mar. Así, donde allí la víctima se agarraba a una boya para intentar salvarse en esta se agarra a una roca. Por lo demás ambas muertes se desarrollan de igual forma.

2) Persiguiendo a Amy (Chasing Amy 1997): Kevin Smith nos regala en esta obra maestra un homenaje muy divertido al film de Spielberg. Aquí la escena a imitar es aquella en la que Quint y Hooper se enseñan las heridas que tienen en su cuerpo provocadas por ataques de tiburones mientras relatan la historia de como se las hicieron. Pues bien, en el film de Smith, los personajes de Alyssa y Banky se enseñan las heridas que se han hecho durante escarceos sexuales mientras cuentan el relato que explica como sucedió. Incluso Alyssa, al igual que hacía Quint, pone la pierna sobre la mesa y se arremanga el pantalón para enseñar una de esas heridas.

3) Cuchillas (Blades 1989): Esta película es un despropósito pero es recordada por imitar el clímax final de “Tiburón”. La diferencia es que sus protagonistas no se enfrentan a un escualo, sino que lo hacen… ¡a una cortadora de césped asesina!

4) Piraña (Piranha 1978): Consciente de su origen de exploit de “Tiburón”, a pesar de que luego también se convirtiera en una obra maestra, “Piraña” nos muestra un gag de lo más original. Así en la escena de presentación de su protagonista, nos la muestran jugando a una maquina recreativa de “Tiburón”.

MI OPINIÓN:

Todo lo que pueda decir de “Tiburón” es poco. Es un film que me fascina y que no me canso de ver. La película de Spielberg ha soportado excelentemente el paso del tiempo. Su gran acierto es mostrarnos poco al tiburón así las pocas veces que se nos muestra, todas durante el clímax, logra crear una gran reacción entre los que están viendo el film.

Tiemblo solo de pensar que algún día se atrevan a hacer un remake con el tiburón creado infográficamente.

Si aún no has visto “Tiburón”, ya tardas en hacerlo.

Próximamente os ayudaré a recordar otro pasaje de vuestra vida.

Recordado por el viejales: el día 3 de octubre de 2012 a las 10:50 am

Categorías relacionadas : Películas

2 Comments

  1. Parece como si no te hubiera quedado muy claro que la historia de Jaws con sus posteriores secuelas se desarrolla en torno al tiburón, el esqualo es el verdadero protagonista de la saga y no tanto sus actores, la historia en sí, aunque a tí te parezca mala cumple con su cometido porque su protagonista el monstruo marino nunca deja indiferente ya sea con efectos 3D o sin él, pues sigue siendo igual de impresionante y asesino que cuando lo vímos la primera vez. Críticos de medio pelo porqué tendréis tanto afán por desdeñar ciertos clásicos como éste…..

    Post a Reply
    • En ningún momento he despreciado “Tiburón”, todo lo contrario, aunque, eso sí, reconozco que tanto la 3ª como la 4ª entrega me parecen malas. Sí a ti el argumento de la 4ª entrega te parece bueno, lo respeto, pero en mi opinión es ridículo. No soy crítico, ni lo quiero ser, solo expreso la opinión que tengo sobre películas que para bien o mal me han marcado. Respeto tu opinión, faltaría más, aunque creo que la podrías haber expresado de forma más “amable”. De todas formas te agradezco que te hayas tomado la molestia de leer el artículo y expresar tu opinión. Espero que sigas leyendonos y que en un futuro mi opinión y la tuya concuerden. Saludos.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *