Superhéroes televisivos de los años 70 y 80

Superhéroes en televisión. Hoy esto parece de lo más normal, pero hubo un tiempo en el que poder disfrutar de una serie televisiva en la que se narrasen las aventuras de un hombre o mujer con superpoderes era la excepción y, por qué no decirlo, todo un acontecimiento. A pesar de la sencillez en sus planteamientos y en su ejecución, muchos fueron los títulos de esta temática que de alguna u otra forma dejaron huella en mí. Hoy mi intención es recordar, a modo de homenaje, a todos estos personajes catódicos que saciaron mi hambre de aventuras superheroicas. No esperéis ver ninguna adaptación de comics de Marvel o DC por aquí. En su momento ya dediqué extensos artículos a “El increíble Hulk”, “Superboy” e incluso al Spider-Man televisivo, así que hoy solo os hablaré de creaciones originales o que como mucho sean adaptaciones de libros, pero nada de cómics. Eso sí, habrá de todo. Desde títulos que gozaron de gran popularidad, los que menos, a series cuyo paso por las pantallas fue más que breve, las que más. Series que trataron el tema de manera seria y otras que le dieron un toque cómico. Dicho esto, empecemos con la lista de superhéroes televisivos.

“El hombre de los seis millones de dólares” (1973-1978) / “La mujer biónica” (1976-78)

De todos los personajes de la lista, esta creación de Kenneth Johnson, también responsable de “V”, es la que logró más éxito. De todos es sabida la historia de “El hombre de los seis millones de dólares”: Steve Austin es un astronauta y piloto de pruebas que tras un accidente sufre la amputación de algunos miembros que son sustituidos por otros biónicos. Así que ahora gracias a eso puede correr a gran velocidad, dar saltos imposibles, posee una fuerza increíble y vista telescópica e infrarroja. Todo esto tiene un coste, concretamente seis millones de dólares. Para pagar su deuda, Steve entrará a formar parte de una agencia gubernamental para la que realizará peligrosas misiones.

La popularidad de la serie hizo que contara con un spin-off, “La mujer biónica”, que narraba las aventuras de Jaimie Sommers, antigua novia de Steve, que tras un accidente de paracaidismo también perderá alguno de sus miembros que serán cambiados por partes biónicas. El personaje fue presentado en el último episodio de la segunda temporada de “El hombre de los seis millones de dólares” y aunque en un principio Jaimie moría durante la operación de remplazo de sus miembros dañados decidieron resucitarla debido a los altos ratings logrados. Así pues, Jaimie viviría, pero amnésica. No recordará nada de su pasado ni evidentemente tampoco a Steve. Al igual que su amado, Jaimie utilizará los poderes que sus miembros biónicos le otorgan para realizar peligrosas misiones.

Años después, y tras la cancelación de ambas series, los dos personajes volvieron a encontrarse en tres telefilmes de los que prometo hablaros largo y tendido en otra ocasión.

“El gran héroe americano” (1981-1983)

He aquí la serie de la que seguramente no hace falta que explique nada. Si a ti no te dicen nada los nombres de Ralph Hinkley y Bill Maxwell, si lo del traje y los extraterrestres te suena a chino, si no te emocionas cada vez que oyes la canción “Believe it or not” o si de niño nunca diste tres pasos y un salto con la esperanza de poder volar, no sé qué cojones haces leyendo este artículo.

“Manimal” (1983)

¿Un hombre que tiene la propiedad de transformarse a su voluntad en cualquier animal? Pues sí, esto existió y me animó a decir que la serie era una auténtica gozada. Desgraciadamente, creo que era de los pocos que pensaba así y “Manimal” solo estuvo en antena ocho episodios.

Si queréis leer más sobre Jonathan Chase y de cómo utilizaba el don que heredó de su padre para combatir el crimen, solo tenéis que leer el artículo que le dediqué a la serie hace un tiempo.

“Automan” (1983-1984)

Y seguimos para bingo con una de esas series que a pesar de su corta vida hizo mella en muchos de nosotros.

Walter Nebicher es un policía bastante inepto para trabajar en las calles, pero muy hábil con los ordenadores. Gracias a sus conocimientos desarrollará un holograma tan real como cualquier otra persona, capaz de crear cualquier cosa de la nada, junto al que combatirá el crimen.

La idea, el diseño del personaje holográfico, los efectos especiales, el coche… Todo, absolutamente todo, molaba en esta serie. Pero no todo el mundo supo apreciarlo y “Automan” fue cancelada tras trece episodios.

“La superabuela” (1985-1987)

¿De verdad creíais que no tendría valor de hablar de “La superabuela”? ¡Qué poco me conocéis!

A ver, Granny Smith, pedazo nombre molón, es una anciana que gracias a un rayo mágico obtiene superpoderes como velocidad supersónica o una fuerza descomunal. Utilizará sus nuevas cualidades para combatir a todo aquel que quiera acabar con la vida apacible de Chisleton, lugar donde reside nuestra heroína. Bonita iniciativa.

Una serie entrañable pero muy infantil. Mejor quedarse con el recuerdo.

“Los rebeldes de la ciencia” (1985-1986)

¡El primer supergrupo televisivo! Un equipo de superhéroes formado por Elvin “El” Lincoln, que puede reducir su tamaño hasta ocho pulgadas, Gloria Dinallo, interpretada por Courteney Cox varios años antes de petarlo con “Friends”, que posee poderes telequinéticos y John “Johnny B” Bukowski, capaz de lanzar rayos de sus manos. Todos ellos liderados por el Doctor Billy Hayes.

La cosa pintaba muy bien, pero el público le dio la espalda enseguida a la serie y esta fue cancelada tras tan solo quince episodios.

“Mi doble identidad” (1988-1991)

Dos años después de darse a conocer con “Cuenta conmigo”, y tras dar un estirón, Jerry O’Conell protagonizó esta serie en la que interpretaba a Andrew Clements, un adolescente que tras ser alcanzado por un rayo gamma adquiere poderes como la invulnerabilidad, supervelocidad, superfuerza y la capacidad de levitar. Junto a él siempre está el Doctor Benjamin Jeffcoat, responsable en gran parte del accidente que le proporciona poderes a Andrew.

Parece mejor de lo que realmente era, creédme. Era infantil, sus F/X ya no daban el pego ni en esa época y solo era moderadamente entretenida. Es increíble que durara más que muchas de las otras propuestas comentadas.

Y hasta aquí el repaso. A modo de bolas extra citaré a “El hombre de Atlantis” (1977-1978)

Las aventuras del último habitante de la Atlántida, capaz de respirar bajo el agua y poseedor de una fuerza sobrehumana. Un sosias de Aquaman, vamos.

Y a “El Fénix, un dios revivido” (1981-1982).

La historia de un extraterrestre con apariencia humana que vive entre nosotros, ¿alguien dijo Superman?,  y que obtiene grandes poderes del sol que son aumentados gracias a su amuleto místico.

Ambas series no se emitieron en España, pero curiosamente sus episodios piloto llegaron a nuestro país vía VHS y Beta. Recientemente «El hombre de Atlantis» ha disfrutado de una edición en DVD con audio en español latino y cuya legalidad es más que dudosa.

Ahora sí. Esto es todo. Llegó el momento que os manifestéis, digáis la vuestra, critiquéis lo que está mal o que recordéis algún personaje más que merezca formar parte de esta gloria lista. Tenéis toda mi atención. Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 6 de septiembre de 2019 a las 8:00 am

Categorías relacionadas : Series TV, Televisión

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *