Retro sucesos: El suicidio de Budd Dwyer

Hoy, 22 de enero de 2013, se cumplen 26 años del suceso televisivo más impactante, cruel, crudo y sangriento que las maltrechas neuronas de este viejuno son capaces de recordar. Algo cambió aquel día, algo más profundo que el hecho de que Budd Dwyer dejase de existir, las retinas de los que fuimos testigos de su muerte jamás volvieron a ser las mismas. La violencia y el impacto súbito llegaron de golpe a nuestros salones a través de los rayos catódicos y lo hicieron para no marchase jamás. Pero hagamos primero un pequeño repaso histórico sobre la figura de Robert «Budd» Dwyer.

budd

Nacido en 1939 Dwyer dedicó la totalidad de su vida a la política, primero como parlamentario, luego como senador y finalmente fue elegido en 1981 como tesorero del estado de Pennsylvania, cargo que conservó hasta el día de su muerte. Este republicano conservador gozaba de una vida típica americana: amante esposa, dos hijos y una casa con jardín a las afueras. «Buddy» había sido incluso el típico entrenador de un equipo escolar de fútbol americano, concretamente del de la escuela «Cambridge Springs High School». Todo parecía que era perfecto en la vida de nuestro protagonista, pero entonces le pasó la peor cosa de su vida: fue nombrado por elección tesorero del estado. Esta noticia, que a priori podría parecer muy buena, fue la causa que llevó la vida de Budd a convertirse en un infierno y a su triste final.

dwyerswearin

Durante los primeros años de la década de los 80 hubo un error en los cálculos sobre los impuestos que los trabajadores tenían que pagar al estado de Pennsylvania. El error fue mayúsculo ya que se trataba de muchos, muchísimos millones de dólares. Las contribuciones a los planes FICA (algo parecido a lo que es aquí lo que pagamos a la seguridad social) habían sido demasiado elevadas y, por tanto, se tenía que desarrollar e implementar una estrategia de devoluciones para hacer llegar a los bolsillo de los contribuyentes todo el dinero que habían pagado de más. ¿Qué es lo que pasa en estos casos? Que normalmente se hace un concurso para ver qué empresa presenta la vía más eficiente para realizar la tarea. ¿Qué es lo que esto provoca también «normalmente»? Pues que los maletines bajo mesa y los «amiguismos» hacen acto de presencia.

John Torquato Jr. logró que el estado escogiese para llevar a cabo el trabajo su empresa «Computer Technology Associates», cosa que le aseguraba unos ingresos de 4,6 millones de dólares (ojo que estamos hablando de dólares de mediados de los ochenta, un pastizal). Gracias a algunos sobornos y alguna que otra intimidación, Torquato pegó el pelotazo del siglo, pero, ah amigo, «nothing last forever» y esa vez de hecho no duró nada de nada ya que al poco tiempo se le acusó de cohecho. Su abogado William Smith le aconsejó que cargase el muerto sobre nuestro protagonista, Budd Dwyer, haciendo que declarase que le había dado 300.000 dólares para conseguir el contrato.

por defecto 2013-01-21 a les 18.37.10

Para evitar el escándalo y el escarnio público, el procurador general de los EEUU ofreció un pacto a Dwyer: a cambio de una declaración jurada de culpabilidad y su dimisión como tesorero del estado de Pennsylvania le impondría una condena de, como mucho, 5 años de cárcel y la inhabilitación de cargo público. Budd se negó en rotundo y movió cielo y tierra mientras clamó, hasta el final, su inocencia. Finalmente un jurado le declaró culpable y quedó a la espera de sentencia mientras aún ejercía su cargo público. Se filtró que la posible pena sería de 55 años de prisión y una multa de 300.000 dólares, cosa que habría arruinado a su familia. El 23 de enero se habría dictado sentencia, cosa que nunca pasó.

Un día antes Dwyer convocó una rueda de prensa a la que fueron convocados todos los medios de comunicación del país, o como mínimo la gran mayoría de los importantes. El rumor decía que su intención era la de confesar su culpabilidad y presentar su dimisión delante de todo el país. La cosa no fue bien bien así. Después de hacer una declaración en la que defendió su inocencia y dar gracias a Dios por los 47 años de feliz vida que había vivido, Budd sacó 4 sobres de su maletín, el contenido de los cuales no fue conocido hasta después de los hechos que estaban a punto de suceder. El primer sobre contenía una nota de suicidio para su esposa, el segundo era una instancia de donación de órganos, el tercero era una carta para el gobernador Bob Casey. Entonces abrió el cuarto sobre. Era un revolver Magnum Smith&Wesson de gran calibre. Estas fueron sus últimas palabras:

– Por favor, abandonen la habitación si esto los agravia. –

Unos instantes después, a ver que la gente se le acercaba demasido dijo:

– Retrocedan, o esta cosa lastimará a alguien.

tumblr_m55zirvFVR1rpwpfwo1_500

Inmediatamente introdujo el cañón del arma es su boca y disparó. Murió en el acto.

budd-dwyer

Todo esto sucedió en directo y millones de estadounidenses fueron testigos oculares de los hechos. Varias cámaras captaron desde diferentes ángulos lo sucedido, a cual con más detalle. Ese día no había colegio, así que muchos niños estaban en ese momento delante de la pantalla del televisor. Ese día cambió la vida a mucha gente.

Evidentemente muchas de las grabaciones del suceso siguen hoy en día circulando por internet. Aquí os dejaré un enlace, pero os quiero advertir viejun@s: son imágenes de una crudeza extrema, una persona se quita la vida de manera violenta, rápida y sangrienta. Las sensibilidades de muchas personas se pueden ver muy afectadas después de ver estas imágenes. Se puede ver una hemorragia masiva, el hinchazón extremo provocado por la bala y trozos de ser humano resbalando por la pared. Avisados y advertidos quedáis: HAZ CLIC AQUÍ SOLO SI ESTÁS SEGURO DE QUERER VER EL SUICIDIO DE BUDD DWYER BAJO TU PROPIA Y ÚNICA RESPONSABILIDAD.

Aún recuerdo estar viendo las noticias con mi familia aquel día. No recuerdo quién era el periodista encargado de narrar el suceso pero recuerdo perfectamente que él nos advirtió sobradamente sobre la crudeza y lo impactante de las imágenes que estaban a punto de ser emitidas. En casa no entendimos nada. Ni mis padres ni nadie podía llegar a imaginar lo que nuestras retinas estaban a punto de registrar a fuego en nuestros cerebros para siempre y no dimos importancia a tanto aviso. Nunca antes la tele fue transmisora de algo tan fuerte. Si la tragedia de Omayra Sánchez nos había emocionado a la vez que nos convirtió en espectadores adultos, solo un año después, el suicidio de Budd Dwyer nos enseñó que no había límites a lo que la televisión estaba dispuesta a enseñarnos. Estábamos acostumbrados a ver gente bailando, dibujos animados, actuaciones musicales y sí, de vez en cuando algún muerto en las noticias o en Informe Semanal, pero eran cuerpos ya sin vida, vistos la mayoría de veces desde lejos y en muchas ocasiones con una manta cubriéndolos (me vienen a la mente imágenes del eterno conflicto en oriente próximo). Cuando aquel presentador nos habló del suicidio no podíamos saber lo que estábamos a punto de ver. Y mientras lo veíamos no podíamos dar crédito a lo que estábamos viendo.

Honesty

No sé si Dwyer fue un corrupto, no sé si a sus arcas fueron a parar miles de dólares gracias a los sobornos. Lo que sí que sé es que en 2010 William Smith, el que había sido el abogado de John Torquato Jr, declaró en un documental sobre la vida de Dwyer que él y Torquato habían cometido perjurio y que habían mentido en la mayoría de cosas que declararon respecto a Budd. Si queréis ver online «Honest Man: The Life of R. Budd Dwyer» entero lo podéis hacer aquí [EL VIDEO HA SIDO RETIRADO DE YOUTUBE](en rigurosa versión original)

La banda de trash metal Kreator dedicaron la canción «Karmic Wheel» al tormento social y mediático y a la muerte de Budd Dwyer. En la parte final de la misma  incluyeron el audio de su última rueda de prensa. Si sois amantes del rock duro aquí lo tenéis.

Tomad la medicación…