Los Nabucodonosorcitos

¿QUIÉN ERAN LOS NABUCODONOSORCITOS?

Los Nabucodonosorcitos eran una familia de cuatro miembros que vivían en la jardinera que Epi (de los famosos Epi y Blas) tenía en el alféizar de su ventana. Su casa era un cartón de leche (el diseño fue cambiando a lo largo del tiempo) y su coche una caja de cerillas con botones. Se trataba de un sketch recurrente dentro del programa de marionetas Barrio Sésamo, una de las obras maestras del gran maestro Jim Henson.

Las escenas protagonizadas por los Nabucodonosorcitos siempre seguían una estructura similar. Epi se asomaba a su ventana para ver sus plantas o regarlas, de repente, veía a los Nabucodonosorcitos y se quedaba observándolos mientras estos solucionaban algún que otro problema. Nuestros protagonistas afrontaban siempre alguna que otra dificultad como tener que  ir al zoo o pegar un sello. Mediante la lluvia de ideas y la colaboración entre ellos siempre lograban llegar a una solución a los problemas pero, esto no significaba para nada que la solución fuese ni la más lógica, ni la más práctica ni la más eficiente. Las soluciones de los Nabucodonosorcitos eran eficientes para los Nabucodonosorcitos, seguramente para nadie más.

 

Personalmente no recuerdo que en la versión doblada que vimos por aquí mencionasen los nombres de cada miembro de la família, pero por si os pica la curiosidad aquí os los dejo:

Thomas, el padre (Jim Henson)

Tessie, mamá Nabucodonosorcita (Frank Oz)

El pequeño Timmy (Richard Hunt)

La pequeña Tina (Jerry Nelson)

Aquí podéis ver un sketch nuestros pequeños héroes:

ALGUNAS CURIOSIDADES

En su inglés original son conocidos como The Twiddlebugs. Creemos que se podría traducir el concepto Twiddelbug como “Insecto de voz modulada, o alterada” ya que su aspecto es muy parecido al de un insecto y en su versión original las voces agudas de los Twiddlebugs se lograron crear grabando a los actores que los interpretaban con la cinta rodando a una velocidad lenta y posteriormente reproduciéndola a una velocidad normal. Es por eso que la voz de los Nabucodonosorcitos se puede definir como “modulada” ya que tiene un tono diferente al de la voz original de su intérprete.

Existen libros y juegos basados en los Nabucodonosorcitos:

Baraja de cartas del juego de los Nabucodonosorcitos

Los Nabucodonosorcitos entraron a ser parte del elenco de personajes de Barrio Sesamo en la quinta temporada de la serie y tuvieron una gran acogida por parte del público infantil. Esto fue en el año 1973. Aunque está en versión original creemos que vale mucho la pena ver el siguiente video ya que se trata de su primera aparición y en él se marcan las bases de lo que fueron después nuestros pequeños amigos. Con un nivel de inglés básico se puede entender perfectamente:

La traducción de su nombre al castellano hace clara referencia al rey babilonio Nabucodonosor II pero desconocemos el porqué de la relación entre los personajes de fieltro y el personaje histórico. ¿Quizá un homenaje a José Aragón Hipkins? Este miembro de la familia Aragón (primo de los míticos Gaby, Fofó y Miliki) fue un payaso conocido como Nabucodonosorcito o Nabuco… Puede que solo sea una casualidad pero no deja de ser curioso que dos fuentes separadas casualmente hagan servir el diminutivo del impronunciable nombre de un rey babilonio muerto hace 2500 años.

En la versión que hicieron los Muppets de la canción de Cole Porter “Let’s Do It., let’s fall in love” titulada “Let’s do it, let’s lay an egg” (Hagámoslo, pongámos un huevo) se desvela el secreto de la reproducción de los Nabucodonosorcitos: ¡son ovíparos! Esa era la respuesta a la segunda pregunta que os planteábamos en el misterio. Aquí os dejamos la versión original de los Teleñecos, no os perdáis esta joya de la televisión, humor e ironia en estado puro:

Existe una versión actual de los Nabucodonosorcitos animada por ordenador.

MIS RECUERDOS

Me gustaban mucho los Nabucodonosorcitos, era una alegria para los sentidos cada vez que veia que Epi se aproximaba a su ventana para ver que les sucedía. Los Nabucodonosorcitos desprenden, a pesar del paso del tiempo, un aura de humor e ingenuidad que enamora a primera vista. Pero por otro lado, como pasa con la mayor parte de la obra de Henson, si leemos entre lineas podremos descubrir guiños y pequeñas bromas solo entendibles cuando ya no eres un niño (es decir cuando ya eres un viejuno). Os animo a intentar ver más allá de lo que se ve a simple vista.

Acabo diciendo que a partir de hoy los Nabucodonosorcitos también quedaran en mi me moria por el recuerdo de tener que escribir 18 veces nombres su nombre.

¿Recordáis vosotros a los Nabucodonosorcitos?

Tomad la medicación viejunos.

Recordado por el viejales: el día 26 de enero de 2012 a las 5:21 pm

Categorías relacionadas : Programas infantiles, Televisión