Los muñecos malvados del cine de terror de los 80 y 90

Como todos debéis saber, hoy se estrena el remake de “Muñeco diabólico” y en un acto de originalidad supina aprovecho la coyuntura para hablaros de los muñecos asesinos y malvados que poblaron el cine de terror en los años 80 y 90. Sí, ya sé que es un tema trilladísimo y del que se ha escrito miles de veces, pero en mi descargo diré que estoy convencido que nunca nadie ha tratado este asunto con la desgana y el desinterés que haré yo. No esperéis una larga explicación sobre cada título protagonizado por un muñeco porque no lo haré. Esto solo será un rápido repaso a modo de recordatorio. Me gustaría decir que esto lo hago porque confío en que todos vosotros conocéis de antemano todos y cada uno de los films que enumeraré, pero la verdad es que lo hago así porque me da pereza explayarme sobre ellos. ¿Lo veis cómo no mentía al decir que estoy escribiendo estas líneas a desgana? Pues dicho esto, vayamos al lío, que es tarde y yo me quiero ir de fin de semana.

“Dolls” (1987)

Stuart Gordon y Brian Yuzna volvieron a juntar sus talentos después de “Re-Animator” y “Re-Sonator” para presentarnos una divertida y macabra historia sobre unos viajeros que dan con sus huesos en un caserón en el que viven una pareja de ancianos. Para su desgracia, sus anfitriones no son tan afables como parecen, pues se dedican a transformar en muñecos a las personas. Estos muñecos tienen vida propia y cumplen todas las perversas órdenes de sus dueños. La película fue producida por Charles Band, iniciando así, y tal y cómo veréis, una relación de amor con los juguetes asesinos.

Estamos ante una pequeña maravilla de película, nada raro viniendo de quien viene. Y es que por esa época Stuart Gordon estaba en estado de gracia.

“Muñeco diabólico” (1988)

La culpable de que este artículo exista. La película que supuso el nacimiento de ese icono del terror llamado Chucky. Una obra maestra imperecedera que ha contado, hasta ahora, con seis secuelas, un remake y que si nada se tuerce tendrá una serie de televisión. ¿De verdad queréis que diga algo más sobre ella? Seguro que no. Así pues dejadme solo añadir unos vítores:

¡Larga vida a Charles Lee Ray! ¡Larga vida a Chucky!

“Pin” (1988)

He aquí un título injustamente semiolvidado, por no decir olvidado del todo. Pin es un muñeco anatómico que utiliza un padre para dar consejos a sus hijos usando para ello la ventriloquia. Cuando los niños crecen su padre fallece repentinamente y uno de ellos, que no está muy bien de la azotea, aún cree que Pin se comunica con él. Evidentemente, el muñeco no tardará en aconsejarle que mate a gente.

Aquí el muñeco no es malvado sino que es la locura de León, que así se llama el niño, la que hace que parezca un ser maligno. Aún así, y sobre todo por su final, he creído conveniente incluirla en la lista.

“La venganza de los muñecos” (1989)

Y ya tenemos por aquí de nuevo a Charles Band presentando el primero de una larga lista de films de una saga que aún sigue dando a día de hoy secuelas y crossovers y de la que no hace nada nos llegó un reboot del que os hablé aquí. ¿Qué os podría decir sobre ella? Bueno, que los protagonistas son unos muñecos que fueron creados por un juguetero en 1939 utilizando para ello los cerebros de varias víctimas de los nazis. Mola, ¿no?

La continuidad no es el fuerte de esta franquicia y a medida que se fueron estrenando títulos la historia fue variando transformando a André Toulon, el juguetero, en bueno o malo según convenga.

De los mejores títulos salidos a causa del éxito de «Muñeco diabólico». De hecho es un film de culto. Y no es coña.

“Juegos diabólicos” (1991)

Cuando pensábamos que la saga “Noche de paz, noche de muerte” ya no podía dar más de sí, llegó esta quinta entrega coescrita y producida por Brian Yuzna que pasando completamente de lo visto anteriormente, es una secuela solo de título, nos ofrece un título con juguetes asesinos.

Un juguetero de nombre Joe Petto, ojo, y su hijo Pino, cuidado con esto, se dedican a fabricar juguetes con los que matar a todo aquel que se cruce en su camino. Muy fuerte.

Recapitulemos un poco para aquellos que se acaban de despertar. He dicho que se llaman Joe Petto y Pino. ¿Lo pilláis? Joe Petto y Pino. ¿Ahora sí? Si habéis pillado la gracia, no hay motivo para sentirse orgulloso, de verdad os lo digo. Si aún no habéis entendido el truco, no pasa nada. Es más, si lo comentáis en la oficina de la Seguridad Social de vuestro barrio es probable que el Estado os dé una paguita.

“Jugando a matar” (1991)

Estamos ante la que fue bautizada como “la respuesta femenina de Chucky” muchos años antes de que Annabelle llegará para aburrirnos con sus movidas.

Una muñeca en la que se han reencarnado antiguas fuerzas precolombinas, toma ya, persigue a un arqueólogo y a su familia para darles matarile. ¿Por qué? Porque ella lo vale.

Buenos F/X, bastante gore y una muñeca de aspecto bastante molón para un título que entretiene lo justo.

“Juguetes asesinos” (1992)

Adivinad quién está por aquí de nuevo. ¡Exacto! ¡Charles Band!

Aquí la cosa va de un demonio que se apodera de los muñecos de un viejo almacén, con la intención de reencarnarse en el hijo nonato de una intrépida policía interpretada por la bella Tracy Scoggins, recordada por la serie “Los Colby”.

Sangre a mansalva y unos muñecos excelentemente diseñados para una película a la que yo personalmente le tengo mucho cariño.

¡Ojo! Hay otra película editada en España como «Juguetes asesinos». Se trata de «Curse of the Puppet Master», una de las secuelas de «La venganza de los muñecos».

“The Fear” (1995)

Un coñazo de tomo y lomo apadrinado por Wes Craven, el padre de Freddy Krueger, sobre un grupo de gente que se somete a un experimento acerca de los miedos a manos de un psicólogo que utiliza para este estudio a un maniquí de madera llamado “Morty”. En un giro de los acontecimientos que no te ves venir, el bueno de “Morty” hará que los terrores de cada uno de los presentes se conviertan en realidad.

Al igual que con “Pin”, la inclusión de “The Fear” aquí está realizada un pelín con calzador. Pero como me gusta vacilar de conocimientos, la meto en la lista y así saco pecho.

Un dato: A pesar de ser un rollazo del copón, contó con una secuela.

“La venganza de Pinocho” (1996)

Kevin S. Tenney es un tipo por el que siempre he tenido especial simpatía. Suyas son películas de culto como “Witchboard (Juego diabólico)” o “La noche de los demonios”. Como para no quererle, ¿verdad?

En 1997 quiso apuntarse tardíamente a la fiebre de los films sobre muñecos con “La venganza de Pinocho”. Aquí la diferencia respecto a otros títulos es que no sabemos en ningún momento si el muñeco tiene vida propia o es una imaginación de la niña protagonista, que ya os aviso que tiene una hostia bien dada al igual que otros personajes de los que os hablé hace un tiempo.

Mediocre, aburrida y todo adjetivo negativo que queráis ponerle. Una decepción de las gordas.

Y con el bueno de Pinocho, aquel al que Heidi pedía que le mintiera mientras le hacía… Bueno, ya sabéis, doy por acabado el listado de películas sobre muñecos malvados. Es la hora de que os manifestéis vosotros. ¿Qué os ha parecido la lista? ¿Echáis de menos algún título? Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 28 de junio de 2019 a las 8:00 am

Categorías relacionadas : Películas

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *