Las secuelas perdidas de “Jóvenes ocultos”

El cine de los ochenta nos dio grandes títulos protagonizados por vampiros, como “Noche de miedo”, “El ansia” o “Los viajeros de la noche”. Pero si hubo uno que consiguió reformular el subgénero, ni que sea solo estéticamente hablando, ese fue sin duda “Jóvenes ocultos”, que gracias además al hecho de estar protagonizado por actores que estaban muy en boga en ese momento, o que gracias a este título propulsaron sus carreras, permanece aún en la memoria colectiva, motivo por el cual ha sido elevada a un merecido estatus de culto.

Este impacto en la cultura popular vino acompañado, evidentemente, de un éxito de taquilla.  La película logró recaudar más de treinta millones de dólares habiendo costado solo ocho. Entonces, ¿por qué no se rodó una secuela de inmediato? Las secuelas llegarían, sí, pero veinte años después y en dos títulos no muy afortunados lanzados directamente a DVD que trajeron de vuelta a los hermanos Frog, interpretados de nuevo por Corey Feldman y Jamison Newlander, este último solo en la tercera parte. Pero mucho antes ya existieron intentos de realizar una secuela que iba a continuar directamente el título original.

A principios de los noventa, Joel Schumacher intentó convencer a la Warner de rodar una segunda parte que llevaría por título “The lost girls” y que estaría protagonizada por dos mujeres vampiro motoristas. Esta segunda entrega nos traería de vuelta al vampiro David interpretado por Kiefer Sutherland. El cómo sobrevivió a ser empalado en unos cuernos nos sería revelado en la película. Recordad que, a diferencia de sus compañeros, David no explotó ni se disolvió tras su muerte, lo que podría indicarnos que ha sobrevivido. Aparentemente la idea es que David hubiera formado equipo con las dos mujeres vampiros que irían vestidas de cuero.

Les dije al estudio que deberían hacer una película con hermosas chicas adolescentes y moteras que son vampiros. Es genial. Pero no me escucharon”, declaró Joel Schumacher en 2007. Recientemente el director ha revelado a la revista Empire quienes eran las dos actrices a las que hubiera contratado de haber obtenido el visto bueno para realizar “The lost girls”: Drew Barrymore y Rosanna Arquette.

Con «Santa Clarita Diet», Drew Barrymore nos demuestra que hubiera sido una buena vampiro para la secuela de «Jóvenes ocultos».

Schumacher también propuso la idea de realizar una precuela que situaría la acción a principios del siglo XX. Esta entrega, que recibiría el título de “The lost boys: The beginning”, contaba, según cuentan los que lo han leído, con un excelente guión de Eric Red, curiosamente guionista de “Los viajeros de la noche” y responsable del clásico “Carretera al infierno”. La película estaría ambientada en San Francisco, en los días previos al terremoto de 1906, y en el veríamos cómo un vampiro consigue entablar relación con cinco niños que se acabarían convirtiendo en “los chicos perdidos”. Por razones desconocidas, esta precuela tampoco recibió luz verde, al igual que otros muchos intentos por realizar continuaciones de otros taquillazos de los años ochenta.

Años después, y cómo contaba al principio del artículo, Warner desempolvó la marca “The lost boys” para traernos, además de las dos secuelas ya comentadas, dos miniseries en formato cómic.

Actualmente se encuentra en plena producción el piloto para una serie de televisión. Esta futura serie no continuará la película de 1987 ni presentará a los mismos personajes. Será, no obstante, una historia similar. Así, a bote pronto, no tenemos muchas esperanzas depositadas en ella. ¿Y vosotros?

Recordado por el viejales: el día 23 de marzo de 2020 a las 7:00 am

Categorías relacionadas : Películas