La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors, 1986)

240zqc6

Origenes

En 1960 Roger Corman  filmó «La pequeña tienda de los horrores», una cinta de serie B que en poco tiempo pasó a ser una de las películas de bajo presupuesto más rápidamente elevadas a la categoría de culto de la historia. 22 años después el productor David Geffen, el escritor Howard Ashman y el compositor Alan Menken rescataron la idea de la película y crearon un musical basándose en la película de Corman pero dándole un toque aun más humorístico en comparación con el original.

LSOH60-02

Las diferencias argumentales entre las dos producciones no son demasiado grandes a excepción de algunos pequeños detalles y del desenlace final de la trama. Por ejemplo, en la película el dentista Orin Scrivello muere apuñalado en su consulta mientras que en musical muere a causa de una sobredosis de gas de la risa. También es diferente el nombre de la planta protagonista, en el original Audrey Junior y en el musical Audrey II. El final sí que dista mucho entre las dos obras. Originalmente sobrevivían a la voracidad de la planta tanto Audrey, la dulce dependienta de la tienda, como el propietario de la misma, el señor Mushnik y Audrey II es capturada al descubrir que sus plantas hijas tiene las caras de sus anteriores víctimas. En el musical no sobrevive nadie y Audrey II consigue dominar el mundo.

LittleShopAlbum

Finalmente, en 1986, Frank Oz decidió aceptar reto de Geffen de completar el círculo y volver a filmar para la gran pantalla el musical que por aquel entonces ya había triunfado de una manera apabullante en Broadway.

¿De qué iba la película?

Seymour Krelborn (Rick Moranis) es un dependiente bastante freak en una tienda regentada por el señor Mushnik. Allí también trabaja Audrey (Ellen Green), el amor secreto de Seymour, que es la encargada de preparar los ramos y los encargos. Audrey tiene un complejo de inferioridad de la altura de un campanario, cosa que le hace buscar relaciones destructivas para, de alguna manera, auto-dañarse. Seymour, según ella misma dice, es demasiado bueno para ella.

Little_Shop_of_Horrors_2

La tienda no esta pasando por el mejor momento de su historia. Los clientes escasean, no llegan pedidos y las flores se marchitan. Todo esto cambia un día en el que Seymour encuentra por casualidad en un tenderete de un comerciante de origen chino una pequeña planta que es incapaz de identificar. Después de llevarla a la tienda y decidir que la bautizará como Audrey II, la expone en el aparador y, como por arte de magia, los clientes y los pedidos empiezan a aparecer y a crecer de manera exponencial. Hasta aquí todo perfecto, pero hay un problema, por más que la cuide, la riegue, la abone, le hable y le cante, Seymour no consigue que Audrey II prospere y poco a poco se va poniendo enferma. Cuando todo parecía perdido, y gracias a un fortuito pinchazo con unas espinas de rosas, Seymour descubre por fin lo que puede alimentar a Audrey II: la sangre.

ls2_052EllenGreene

La trama entonces entra en un círculo vicioso en el cual Audrey II cada vez es más grande y por consiguiente necesita más sangre para sobrevivir y crecer. Seymour está muy desmejorado al dar tanta sangre. Finalmente tendrá que recurrir al asesinato para seguir alimentando a su querida planta.

Audrey2

Algunas cositas más…

Personalmente creo que, en su estilo, las canciones de la película (del musical) son de lo mejorcito que este pobre viejuno ha escuchado jamás. Toda la partitura es sublime. Sirvan como ejemplo estos dos momentos. El tema «Skid Row (Downtown)» que abre la película:

(por cierto si os fijáis, el vagabundo que dice «then you go» es John Scott Martin, quien fuera el operador de los Daleks en la serie original del Doctor Who)

Y cómo no, este hilarante número musical protagonizado por Steve Martin donde nos explica los motivos por los cuales su personaje, Orin Scrivello, decidió dedicar su vida al ejercicio de la odontología:

Y me dejo muchas otras en el tintero. Temazos como la balada «Suddenly Seymour» o la potente «Suppertime» entre otros, hacen que sea un placer para los oídos el visionado de la película.

Tanto Moranis como el resto del reparto grabaron las voces de la banda sonora original, es decir, que a quienes escuchamos en las canciones son ellos, sin que otro cantante los doblase. De hecho Ellen Green ya había sido la protagonista en el musical de Broadway, pero no por eso había sido la primera opción para interpretar a Audrey en la película, de hecho tanto Barbra Streisand como Cindy Lauper rechazaron el papel. Green ha dedicado los últimos años de su carrera a volver a sus orígenes como cantante de clubs y no es extraño encontrarla dentro del circuito de bares de San Francisco.

Para realizar la voz de Audrey II se contrató a Levi Stubbs, el cantante principal de los Four Tops. Aquí lo podéis ver interpretando el hit «I can’t help myself»:

Frank Oz tampoco había sido el primer objeto de deseo del productor David Geffen. Éste había tanteado tanto a Martin Scoresese como a John Landis, pero finalmente fue el compañero de Jim Henson quien, después de dirigir «Los Teleñecos en Manhattan», aceptó dirigir «La tienda de los horrores».

Para controlar las marionetas de Audrey II hacían falta entre 4 y 50 marionetistas dependiendo del estado de crecimiento de la misma. Hicieron falta más de cuatro meses de ensayos y las sesiones de rodaje se alargaron horas y horas debido a la dificultad que conllevaba hacer coincidir los movimientos de la planta con las coreografías y las letras de las canciones. De hecho para facilitar un poco la faraónica tarea las escenas más complejas se rodaron a cámara lenta (entre 12 y 16 fotogramas por segundo), con la música sonando más despacio de lo normal y, con un Rick Moranis moviéndose en sintonía con la velocidad en los planos que compartía con Audrey II.

AudreyConwayOz

El animador principal cuando Audrey II canta la canción «Feed Me» (es su estadio medio de desarrollo) fue, ni más ni menos, que Brian Henson, el hijo de Jim Henson.

El personaje masoquista interpretado por Bill Murray («Atrapado en el tiempo«) llamado Arthur Denton fue interpretado en la película original de 1960 por Jack Nicholson quien se estrenó con ese papel delante de las cámaras de cine (el nombre del personaje era diferente, Wilbur Force en este caso).

nicho

En 1991 la FOX emitió una serie de dibujos animados llamada «Little shop» producida por Tom Tataranowicz que se basaba en los personajes de la película. Evidentemente Audrey II, renombrada en la serie de nuevo como Audrey Junior como en la película original, no era malvada y tenía ojos. De hecho era amable y ayudaba a los clientes de la tienda a superar sus problemas. Como veis nada la trama nada tenía que ver con una planta venida del espacio para alimentarse de la especie humana. La serie solo tuvo una temporada de 13 episodios.

hqdefault

Sobre el final

Inicialmente el final de la película tenía que ser como el del musical, resumiendo: con todos los protagonistas muertos y con Audrey II propagando su estirpe por todo el planeta tierra y acabando con la humanidad. Y de hecho así se rodó. «¿Cómo? ¿Me estás vacilando? Yo he visto la peli y no acaba así» estaréis pensado. Y tenéis razón. Este final original del que os estoy hablando se pasó en las proyecciones de test de la película delante de público real, unos meses antes del estreno. Las opiniones que recogieron de la gente fueron bastante unánimes: la película era genial y divertida, la música una pasada, pero… el final era demasiado triste y apocalíptico. Fueron tan negativas las criticas que recibieron que tanto el director como los productores decidieron rodar un final alternativo que fue el que finalmente llegó a las pantallas de todo el mundo. En él, como bien recordaréis, Seymour logra electrocutar a Audrey II y él y Audrey se mudan a vivir a una casita de ensueño a las afueras de la ciudad. En el último fotograma podemos ver a un a Audrey II bebé en el jardín de la feliz pareja y cómo aparece un símbolo de interrogación al final del manido «The End».

Si queréis ver el final original aquí os lo dejo:

Yo creo que es una escena magistralmente rodada que contiene unas animaciones de las marionetas espectaculares y que nos presenta una canción que en la versión final no apareció, pero a pesar de todo ello creo que la escena en si encaja mal con todo el desarrollo previo de la cinta. El tono jocoso-irónico va, según mi punto de vista, más allá del tono de toda historia y esto lastra este final de una manera demasiado notable. Encuentro más redondo el final abierto que finalmente se incluyó en el montaje final. Eso, o quizá es que estoy demasiado acostumbrado a ver la película de una manera y tengo la mollera muy dura… ¿A vosotros qué os parece? (el final, no mi mollera).

ls2_188GreeneMoranis

Mis recuerdos

No se cómo llegó pero sí sé que tuvimos esta película grabada en video en mi casa y creo que la cinta llegó a sacar humo de las veces que mi hermana y yo la vimos a finales de los ochenta. Nos encantaba, la historia, el punto de terror, el humor y evidentemente las canciones. Yo llegué a interiorizar de tal manera la banda sonora que era capaz de reproducirla mentalmente sin necesidad de estar escuchándola.

Por aquel entonces en Barcelona se estrenó el musical en el teatro Victoria, en el Paralelo. Lo protagonizaban Angels Gonyalons (Audrey), Pep Anton Muñoz (Seymor) y el tristemente desaparecido Constantino Romero (Audrey II). Recuerdo que el colegio nos llevó a ver el montaje y no pude hacer nada más que alucinar y alucinar y alucinar. Ver en directo todas aquellas canciones que me habían obsesionado, ver a Audrey II a pocos metros de mí (sí vale, era más cutre que la de la peli, ¿y qué?) y vivir el apoteósico final cuando del techo cayeron ramas de planta alienígena sobre nosotros fue algo que quedará para siempre en mi memoria como uno de los mejores espectáculos escénicos que he visto jamás.

37020395

¿Y vosotros qué viejunos? ¿Os gustó la película? ¿O preferís el libro.. digo, perdón, el musical?

Tomad la medicación…

Recordado por el viejales: el día 20 de septiembre de 2013 a las 10:15 am

Categorías relacionadas : Películas

2 Comments

  1. Gran análisis de la peli, a mi me encanta. He visto tanto la original de Corman como la versión musical. Siempre recuerdo de crío el momento de Steve Martin, que borda su papel de dentista macarra. El final alternativo lo pude ver hace poco y la verdad que era demasiado heavy para la época.

    Post a Reply
  2. Que buen analisis, no la he visto, pero despues de esto la voy a conseguir. Saludos!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *