El Increíble Hulk

ARGUMENTO:

El Dr. David Banner durante años ha estado investigando los casos de personas que en circunstancias de peligro hacen muestra de forma ocasional de una fuerza increíble. Cuando por fin llega a la conclusión de que se debe a los efectos de los rayos gamma de la luz solar decide sobre exponer su cuerpo a dicha radiación en laboratorio. Sin embargo David no sabe que otros trabajadores del laboratorio han elevado el calibre de radiación gamma de la maquina. Aunque David cree que el experimento ha sido fallido poco tardará en descubrir que se ha expuesto una radiación inmensa y lo que ello ha desencadenado. Ahora David en momentos de tensión se transforma en un gigante verde de mas de 2 metros y con una fuerza sobre humana pero con una mente infantil presa del la furia. El periodista Jack McGee lo acabará llamando Hulk. David empieza a investigar su nuevo “alter ego” junto a su ayudante la Dra. Elaina Marks cuando la destrucción del laboratorio causa la muerte de esta a pesar del intento fallido de Hulk de salvarla. Así creyéndose muerto en el mismo accidente al propio David este decide partir en busca de una cura. Un viaje que le llevara de ciudad en ciudad conociendo a mucha gente a la que irónicamente la oportuna aparición de Hulk ayudará. Mientras Jack McGee sigue en su empeño de descubrir que es Hulk…

Esta era la intro de la serie:

 ¿QUERÉIS SABER ALGO MÁS DE LA SERIE?

Púes yo os lo cuento mis queridos viejunos. En 1977 Kenneth Johnson estaba considerado el Rey Midas de la TV ya que las dos series que había creado, “El hombre de los seis millones de dólares” y su spin off “La mujer biónica”, estaban teniendo un gran éxito, no solo a nivel de público si no que también a nivel de crítica. Es por eso que los jefazos de la Universal, que acababa de adquirir los derechos de los cómics de la editorial Marvel, le ofrecieron la posibilidad de adaptar cualquiera de ellos a la televisión. A Johnson esto no le interesa demasiado ya que creía que los cómics eran para niños y el buscaba a un público más adulto pero cuando vio en el listado de personajes a Hulk se dio cuenta que él se adaptaba perfectamente a dos ideas que tenía en mente y que eran  hacer una serie con una temática parecida a “El fugitivo” y una adaptación de “El doctor Jeckyll y Mr. Hyde”.

Johnson decidió adaptar “El increíble Hulk” para TV pero puso dos condiciones: La primera cambiar el nombre del protagonista de Bruce a David porqué Johnson odiaba la aliteración (venga, no me digáis que no sabéis lo que es eso) y porqué, según su opinión, Bruce era un nombre muy gay (estoy seguro que muchos de vosotros utilizáis este alias en las saunas que frecuentáis). La segunda condición era que en la serie no iban a aparecer otros superhéroes ni supervillanos. Una vez aceptaron sus condiciones, Johnson se puso a trabajar en la serie. Lo primero que hizo fue buscar actores para los personajes. Para el papel de David Banner contrato a Bill Bixby.

Bixby era un actor con un amplio currículum televisivo. Cuando su manager le dio el guión de “El increíble Hulk” Bixby le dijo “¿Estás de broma?” a lo que su manager le contesto “Tú leelo”. Bixby así lo hizo y le gusto tanto que acabo aceptando el que a la postre sería su papel de más éxito.

Para el papel de Jack McGee contrataron a Jack Colvin .

Y para el papel de Hulk, que más que un monstruo parecía un fan del heavy que se ha pillado una cogorza a base de chupitos de pipermint, contrataron a Richard Kiel que era famoso por haber interpretado el papel del villano Tiburón es dos films de la saga de James Bond. Durante el primer día de rodaje un niño, se ve que hijo de uno de los productores de la serie, que estaba en el plato se lo quedo mirando fijamente y le dijo a su padre “Este no es Hulk” a lo que su padre creyendo que su hijo era tonto le respondió “No, es un actor que interpreta a Hulk” y el niño entonces contesto “Ya lo se, pero no es Hulk”. Comprendieron entonces que la habían fastidiado y despidieron al bueno de Richard (No sufráis por él. En los 80 irse al paro no era tan chungo como ahora) y en su lugar contrataron al gran, pongámonos todos en pie, Lou Ferrigno.

Lou Ferrigno no era actor pero tenía un gran palmares en el mundo del culturismo donde había ganado los títulos de Mr. América y Mr. Universo siendo, además, sordo de un oído, dato este último totalmente irrelevante pero como yo lo se, lo suelto y me quedo tan ancho.

Con el casting completado se empezó a rodar la serie. La serie fue un gran éxito desde el principio y eso que la premisa de los episodios siempre era la misma. A saber: Banner llegaba a un lugar en busca de una cura para su “enfermedad”. Allí entabla amistad con alguien que tiene un problema. Transformándose en Hulk (siempre dos veces por episodio) consigue ayudarle. El periodista Jack McGee llega al lugar siguiendo la pista de Hulk y Banner entonces tiene que huir. Y todos, pero exactamente todos, los capítulos terminaban con Banner largándose del lugar haciendo auto stop mientras sonaba la melodía “The Lonely man”.

Aquí os pongo un enlace para refrescar vuestra atrofiada memoria:

A pesar de trabajar siempre con la misma premisa, la serie destacaba por tratar argumentos que en aquel entonces eran nuevos en la televisión como eran los malos tratos infantiles, la drogadicción, el aborto, el racismo etc.

Me gustaría destacar que la actriz Marriette Hartley gano un Emmy a la mejor actriz de serie dramática, por su papel en el doble episodio titulado “Casado” que abría la segunda temporada y en el que interpretaba a una científica aquejada de una enfermedad terminal a la que Banner recurre para que lo ayude y de la que termina enamorándose. Es un episodio altamente recomendable sobretodo por, en mi opinión, su hermoso aunque trágico final.

Después de cinco temporadas y debido a un bajón en las audiencias sumado al alto coste que tenía, los jefes de la Universal decidieron cancelar la serie sin darle un final.

En 1988 y aprovechando la nueva fiebre por las adaptaciones de cómics que había iniciado el “Batman” de Tim Burton, Bill Bixby decidió reunir al casting de nuevo y producir y dirigir el telefilm “El regreso de El increíble Hulk” donde Hulk compartía protagonismo con Thor otro personaje de la Marvel. Tuvo tanto éxito que al año siguiente Bixby consiguió financiación para otro telefilm titulado “El juicio de El increíble Hulk” donde aparecía Daredevil, otro superhéroe marveliano. En 1990 se rodó “La muerte de El increíble Hulk”. En la escena final de este telefilm, Hulk está en un avión que explota en el aire y, mortalmente herido, cae de las alturas siendo el golpe final el choque contra el suelo. Con el último aliento y transformado de nuevo en David Banner exclama “… ahora soy libre…”

Cuando se trabajaba en un nuevo telefilm que llevaría por titulo “The Rebirth of the incredible Hulk” el actor Bill Bixby, que sufría un cáncer, murió, y con él la posibilidad de dar continuidad a la serie.

La serie esta editada en nuestro país de forma bastante chapucera. Solo podréis encontrar las tres primeras temporadas y con algunos episodios sin audio en castellano e incluso con un episodio de la segunda temporada, “La Confesión”, al que le falta la parte final del metraje.

Los dos primeros telefilms, se editaron en un pack pero actualmente deben ser difíciles de conseguir.

“La muerte de El increíble Hulk” aún se puede encontrar en tiendas con el titulo de “La muerte de La Masa”.

MI PRIMER RECUERDO:

La primera vez de la que tengo recuerdo de ver la serie, es de un episodio de la segunda temporada titulado “Ricky”. En el, vemos a David Banner que esta trabajando en un circuito de carreras y ha entablado amistad con uno de los conductores y con el hermano de este, llamado Ricky, y que es deficiente mental.

En un momento del episodio Ricky se encierra en el garaje y se sube al coche de carreras de su hermano. Lo pone en marcha sin darse cuenta y el garaje se empieza a llenar de humo y Ricky pierde el conocimiento. En ese momento David Banner llega y descubre la situación. Intenta abrir la puerta del garaje pero al no poder se pone nervioso y eso desencadena la transformación.

En ese momento, y al ver que Banner se transformaba en un monstruo verde, me asusté y me tape la cara con mis manos. Mi madre, que estaba viendo la serie conmigo, me dijo “No tengas miedo. Es un monstruo bueno. Mira, lo ves, quiere ser amigo del chico” yo separé los dedos de mis manos para mirar a través de ellos y comprobé que lo me explicaba era cierto. Ya jamás temí a Hulk.

Ahora estimados viejunos os pongo la escena en cuestión:

Lo que en esos momentos no sabía mi madre es que, al igual que había hecho David Banner en la serie, había creado a un “monstruo”. No solo me volví fan acérrimo de la serie, si no que “El increíble Hulk” consiguió algo que no había conseguido la película de “Superman”. Ese “algo” fue comprar mi primer cómic de superhéroes, afición de la que me volví adicto. Adicción de la que, por cierto, hace poco celebré su trigésimo aniversario.

Próximamente os ayudaré a recordar otro pasaje de vuestra vida.

Recordado por el viejales: el día 17 de noviembre de 2011 a las 5:00 pm

Categorías relacionadas : Series TV, Televisión

12 Comments

  1. la Vanessa Espín Sánchez es una lianta i va batejar amb el nom de Hulk a un amic… la veritat és que hi tenia una certa retirada…

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Retro Memories » Blog Archive » Un señor que se enfada - [...] Un señor que se enfada  ¡¡¡LA RESPUESTA AL MISTERIO AQUÍ!!! [...]
  2. Homepage - ... [Trackback]... [...] Read More here: retromemories.net/?p=134 [...]...

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *