D.A.R.Y.L. (1985)

¿DE QUÉ IBA “D.A.R.Y.L.”?

La película empieza con una persecución. Un coche huye a toda velocidad mientras es perseguido por un helicóptero. En el interior del vehículo hay un adulto conduciendo y un niño sentado en la parte posterior. El coche se para y el niño sale. Posteriormente el coche se despeña por un precipicio y explota. Buen inicio, acción a raudales y muerte en los primeros 3 minutos de peli.

El niño es encontrado por un anciano que lo lleva a una orfanato. Daryl solo recuerda su nombre y no es capaz de decir ni de donde viene ni quien son sus padres ni ningún otro dato que pueda esclarecer algo sobre su identidad. Durante las pruebas físicas que se le realizan ya se puede observar que el crío es algo «especial» y, como mínimo, tiene una memoria a corto plazo prodigiosa.

Daryl es capaz de recordar todas las letras del panel posterior.

Finalmente es entregado en régimen de acogida a un matrimonio que hace tiempo que espera poder tener en su casa a un chaval. Se trata de los Richardson, Joyce y Andy, que desde un primer momento acogen a Daryl como si fuese hijo suyo. Rápidamente se hace amigo de Tortuga, un vecino de edad parecida que tiene una hermana a la que cariñosamente apoda «Puti» («hockie = little hocker» en el original). Tortuga y Ealine flipan al ver jugar a Daryl por primera vez al juegazon «Pole Position» en la «Atari 800» (mítica consola):

Daryl se va adaptando a la vida tranquila del pueblo, asiste a clase, juega a beisbol, se hace muy amigo de Tortuga… A pesar de ello, todo el rato va dejando claras pistas de que no se trata de un niño normal y que hay algo detrás de su aspecto de sosainas. Estas son algunas de ellas:

Vacila al profe de mates de una manera muy descarada…
En 5 minutos se convierte en el mejor jugador de baseball de la historia…
Se conecta a un cajera automático y convierte a Andy en multimillonario…

Todo transcurre en un ambiente de felicidad, un mundo sin sorpresas y feliz hasta que de repente… aparecen como caídos del cielo los padres de Daryl para llevárselo con ellos.

En serio, ¿este viejuno es el padre? ¿Nadie sospecha nada?

Daryl como es natural no los reconoce y ellos se excusan en la amnesia del niño. Todo esto pasa en un ambiente un poco enrarecido, ¿pero que pueden hacer los Richardson? Pues evidentemente nada, simplemente dejar que se lo lleven,

Insisto… ¿no hule un poco a podrido aquí? La «madre» hace una cara de feliz…

A Tortuga le afecta mucho la marcha de Daryl e incluso se niega a despedirse de él entre sollozos y llantos.

Venga chaval tranquilo, que esto es una peli familiar americana, seguro que lo vuelves a ver.

Ya en el avión de regreso a su supuesto hogar Daryl, que no es para nada tonto, ya ve claro que esos no son sus padres y les plantea directamente la pregunta. Ellos, vencidos por la evidencia le confiesan la verdad y le explican que él no es para nada un niño normal si no que se trata de un pequeño humano generado de manera artificial al que se le implantó un cerebro cibernético. El problema es que Daryl ha superado todas sus expectativas e incluso es capaz de sentir como un humano y tener emociones com tal, algo que en principio no habían previsto. Daryl acepta si más la realidad y acepta su papel en el universo. No os perdáis por eso el siguiente fotograma extraído de la escena del avión:

¿No os recuerda algo?… «¿Has visto un hombre adulto desnudo?… ¿Te gustan las películas de gladiadores?»

Al llegar a lo que parece una instalación militar empiezan a marear al pobre robotico.

Pues a mi me recuerda un fotograma muy perturbador de «El exorcista»
El cerebrito a pilas del niño
Actualización de software a lo bestia
Y aquí la solución al enigma, el acrónimo desvelado.

Aquí es cuando la historia se empieza a poner chunga: aparecen los militares. Los muy «simpáticos» encuentran que el hecho de que un robot  tenga sentimientos no casa con sus objetivos de obtener una maquína de matar cruel, sanguinaria y sin escrúpulos. Por lo tanto cierran el grifo del proyecto D.A.R.Y.L. y exigen la inmediata desmantelación del prototipo para que los científicos se pongan manos a la obra con la construcción de un modelo adulto capaz de matar y sin pajaritos en la cabeza.

A partir de aquí entramos en la recta final de la cinta que no os desvelaré. Pero si que os puedo decir, sin destrozaros la trama es que los falsos «padres» de Daryl tendrán un papel fundamental y que de aquí al final hay llantos, persecuciones de coches épicas, aviones espectaculares, disparos, sangre, muerte y muchos sentimientos entremezclados.

El SR-71 Blackbird, un avión invisible que no lo era del todo.

ALGUNAS COSITAS MÁS

La cinta es clara precursora de otras mucho más modernas como «El hombre bicentenario», «Yo, Robot», «Inteligencia Artificial» o «Eva». En todas ellas la pregunta es la misma «¿En que momento una máquina deja de serlo para ser un humano?», en Daryl nos dan una clara respuesta: «En el momento en el que no puedes diferenciarlos». «D.A.R.Y.L.» es mucho más cándida e inocente que el resto, y su presupuesto en F/X’s fue realmente bajo, épico es el momento en el que claramente se ve que tiran de imágenes de archivo del pentágono, se nota claramente que el grano no tiene nada que ver. A pesar de todo ello creo que la cinta ha aguantado perfectamente el paso del tiempo y no es para nada descabellado seguir recomendándola actualmente.

Hay un detalle que me gusta mucho de esta película y que se da en otras de la época como en «Los Goonies» o «E.T» (vedlas en V.O. y fliparéis), el lenguaje soez y bastante pasadito de tono. La hermana de Tortuga es apodada por éste como «Puti» («Little hoker», «pequeña puta» o «putita»), Daryl utiliza expresiones como «Kick your ass», etc… Hoy en día el cine infantil/juvenil es totalmente plano en este aspecto y el lenguaje que se utiliza es «políticamente correcto»

La mayoría de actores que participaron en la película no hicieron nada mejor en los años posteriores y la mayoría se dedicaron a los telefilms y a las series de televisión de bajo presupuesto. Barret Oliver (Daryl) estaba aprovechando su tirón después de su papel protagonista en «La historia interminable» (lee nuestro análisis AQUÍ), su interpretación es correcta aunque tampoco es para tirar cohetes. Cada vez estaba más cerca de su ingreso en la iglesia de la cienciología y el abandono para siempre de su carrera de actor.

En Retro Memories creemos que se reutilizaron los decorados de «Juegos de Guerra»  (lee nuestro análisis AQUÍ)… juzgad vosotros mismos:

En la película se dice que Daryl está creciendo y que algún día será un adulto… ¿no has gustaría viejunos una segunda parte filmada hoy en día con un Daryl decadente y/o amo del mundo?

MIS RECUERDOS

He de confesar que la primera vez que vi D.A.R.Y.L. me aburrí bastante. Quizá por que a pesar de sus primeros 5 minutos de acción no vuelve a haber movimiento hasta la parte final… o quizá porqué no la entendí demasiado. Posteriores visionados (en el videoclub del barrio no tenían demasiado para elegir) si que me fueron enamorando de la cinta. También en esa época pusieron un máquina arcade con el juego «Pole Position» en un bar cerca de la escuela e íbamos todos como locos por jugar una partida. Recuerdo que el récord por eso no lo teníamos ninguno de los niños, sino nuestro monitor de yudo que tampoco debía ser demasiado viejuno entonces pero a nosotros nos lo parecía. El vuelo final en el Blackbird es también mítico y a todos nos dio por los simuladores de vuelo (en el spectrum, ya veis) y nuestros sueños se cumplieron el día en que instalaron en el salón de máquinas del barrio la gran arcade «After Burner»… pero bueno, eso es otra historia que yo os explicaré.

Os dejo con la canción que el difunto cantante de los «Harold Melvin & The Blue Notes», Teddy Pendergrass, compuso para la película: «Somewhere I Belong». No fue un hit, es un poco aburrida, pero os puede servir para bailar un agarrado con el viejuno o la viejuna que tengáis más cerca en el asilo.

Sed buenos… tomad la medicación.