Crónica del Festival de Sitges 2019 (II): Top 5

En la primera parte de la crónica de lo acontecido en el Festival de Sitges de este año hicimos un repaso de la propuesta con sabor retro que pudimos disfrutar durante la edición de este año. Ahora ha llegado el momento de descubriros los cinco títulos que más me han gustado del pasado certamen, que no significa a la fuerza que sean los mejores, sino que más bien han sido escogidos según mis gustos personales.

Una vez dicho esto, pasemos a conocer mi Top 5 de Sitges 2019:

5) “Ready or not” a.k.a. “Noche de bodas”

Tengo debilidad por las propuestas que aúnan comedia, terror y momentos cafres así que no es de extrañar que “Ready or not”, estrenada ya entre nosotros con el título de “Noche de bodas”, este en mi lista de películas favoritas de Sitges 2019.

Que una chica se vea obligada a participar en una cacería humana, en la que ella es la presa, durante su noche de bodas, a fin de ser aceptada en su familia política, me parece un punto de partida demencialmente divertido, pero lo bueno de “Ready or not” es que lo que sigue está a la altura de su arranque. La película tiene un ritmo trepidante, contiene gore y momentos la mar de divertidos, gracias sobre todo al plantel de personajes secundarios que es francamente gracioso. Además, nos logra mantenerte en vilo y tensión por el destino de nuestra heroína. Al final hay un giro que chirría un poco, pero es un mal menor. “Ready or not” aspira a ser un buen entretenimiento y lo logra con creces. Y encima nos ofrece un buen baño hemoglobínico. ¿Qué más se puede pedir?

Protagoniza la función Samara Wearing, que venía de estelarizar “The babysitter”, que de seguir siendo una presencia habitual del genero se va a convertir en una de nuestras favoritas, si no lo es ya.

4) “Daniel isn’t real”

Una de las sorpresas del festival. Un notable thriller psicológico a la par que excelente retrato de las personas que sufren desequilibrios psicológicos.

Luke es un chico con muchos temores y muchas inseguridades. Para afrontar su dolor decide recuperar a Daniel, un amigo imaginario que tuvo de niño, para que le sirva de apoyo. Daniel ayudará a Luke a sacar lo mejor de sí mismo, pero lo que no sabe Luke es que el precio que tendrá que pagar sera muy alto.

El gran acierto de la película es que logra desde el principio que empaticemos con Luke, interpretado excelentemente por Miles Robbins, que se llevó el premio al mejor actor del festival. También conviene destacar a Patrick Schwarzenegger, que compone un Daniel perfecto. De hecho, durante la primera parte del relato llegamos a creer, o nos consigue hacer creer, que es una influencia positiva para Daniel. Es tremenda la química que logran tener los dos actores.

Cuando la película llega a su ultimo tercio nos plantea una duda acerca de la personalidad de Daniel que no se nos resolverá hasta su final. ¿O tal vez no lo hace?

En resumen, una propuesta original, con dos actores en estado de gracia y que logra atraparte de principio, ojo a la escena inicial entre un Luke aún crío, Daniel y la madre del primero, a fin.

3) “Vivarium”

Si con “Daniel isn’t real” hacía hincapié en el gran trabajo actoral de Miles Robbins, a la postre elegido mejor actor del certamen, con “Vivarium” voy a empezar destacando que Imagen Potts, su protagonista, resulto ganadora del premio a mejor actriz.

Estamos ante una divertidísima distopía sobre una joven pareja que está buscando el hogar perfecto en el que vivir. A través de un anuncio darán con la que creen que es la casa de sus sueños. Desafortunadamente para ellos irán a para a un barrio en el que todas las casas son iguales y en las que sus calles son un auténtico laberinto. Además, se dará la circunstancia que son los únicos habitantes de esa zona por lo que la huida se hará prácticamente imposible. Pero esta no será la única sorpresa desagradable que tendrán.

Lo bueno de “Vivarium” es que consigue contagiarnos la desesperación que tienen sus protagonistas por escapar de la curiosa “cárcel” en la que están confinados. Otra vez más destaca el acierto en conseguir que empaticemos con los personajes, cosa en la que mucho tiene que ver el excelente trabajo actoral de la ya citada Imagen Potts y de Jesse Eisenberg.

Resumiendo, que si de “Daniel isn’t real” destacaba su originalidad y su dupla protagonista no puedo hacer menos que destacar lo mismo de “Vivarium”.

2) “Synchronic”

Dos paramédicos de Nueva Orleans descubren que una serie de muertes son causadas a por una nueva droga de diseño. La hija de uno de ellos desaparece en extrañas circunstancias, aunque todo indica que está relacionado con la citada droga.

Con esta sinopsis parece que “Synchronic” no es nada del otro mundo, pero lo bueno que esconde su guión es que la droga que da pie a la historia lo que provoca es que todo aquel que la consume viaje en el tiempo. El problema es que el viaje de regreso a su época no es tarea fácil. Poco más que añadir para no destripar nada del argumento, que se esfuerza, y lo consigue, ofrecer algo nuevo en el trillado mundo de los viajes en el tiempo cinematográficos.

«Synchronic» es una autentica gozada. Un disfrute absoluto que se esfuerza por sorprender al público. Estamos no solo ante una soberbia película de viajes temporales sino que además es una bonita oda a la amistad.

1) “El hoyo”

Y llegamos por fin al número uno. A la que fue sin duda alguna la película del festival. El título del que todo el mundo hablaba y que nadie se quería perder.

Estamos ante una variación de”Cube” con unas gotitas de “Saw” que funciona tambien como una ácida critica a la sociedad actual. Un excelente relato distópico que no deja a nadie indiferente.

Un grupo de personas forman parte de un experimento. Están divididos en grupos de dos situados en diferentes niveles de un enorme hoyo. El número de niveles es desconocido. Hay comida, pero no para todos y se reparte por orden de nivel, por lo que cuando más abajo estés más posibilidades tienes de quedarte sin comer. No es de extrañar que esta situación saqué lo peor de cada uno. La violencia no tardará en desatarse.

Sorprendente, efectiva y muy divertida. Cuenta además con un excelente plantel de actores. A destacar Iván Massagué, que demuestra que es mucho más que un actor de comedia. No soy de dar consejos, pero con “El hoyo” lo voy a hacer: No os la perdáis.

Y con “El hoyo” doy por finalizado el Top 5. En las siguientes partes de la crónica de Sitges 2019 hablaré brevemente de algunos de los títulos que pude disfrutar durante el festival. Permaneced atentos.

Recordado por el viejales: el día 23 de octubre de 2019 a las 7:00 am

Categorías relacionadas : Artículo, Películas

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *