Canciones viejunas que no hablaban sobre lo que creías que hablaban

425x300px-49651d26_oldmanheadphones

Llega una edad, sí en esa en que ya te empiezas a sentir viejuno, en la que parece que todo lo que has vivido, aprendido y sufrido en esta vida sea inamovible e inmutable. Lo que nos ha pasado ha pasado y es así. Las conversaciones que hemos tenido las hemos tenido y es así. Y las canciones con las que hemos bailado, llorado y/o reido significan lo que para nosotros siempre significaron, sea ese su significado real o no lo sea. No os digo nada ya si sois de esos “raritos” que incluso os aprendíais las letras en inglés de vuestros éxitos preferidos y  hacíais una interpretación sui generis de las palabras y la frases del idioma de chespir (nótese la fina ironía).

Pues bien queridos y queridas viejunos y viejunas, hoy os vengo a desmontar un poco las concepciones que sobre las siguientes canciones seguramente muchos de vosotros habéis tenido hasta el día de hoy. Si alguna es muy, pero que muy importante para vosotros saltaosla que no quiero que después me vengáis con historias del estilo “me has jodido la adolescencia”, “eso no es así, eres un guarro y te odio”, o sandeces parecidas. Pues ya sin más dilación ni dilatación (esperaos a la última canción para esto último) vamos al lío.

 

Barcelona (Freddy Mercury / Montserrat Caballé)

Freddy Mercury y Montserrat Caballé se conocieron una tarde de febrero en 1987 en el Hotel Ritz de Barcelona. Las dos divas conectaron inmediatamente y la química entre ellos les llevó a pasar toda la noche, hasta el amanecer, improvisando, cantando y disfrutando de lo lindo. Freddy quedó prendado de Montserrat y sin lugar a dudas el sentimiento fue recíproco. Creo que existen algunas grabaciones de aquella noche, o algo así recuerdo haber oído en algún documental sobre la vida del cantante de Queen. Pues bien, cuando Barcelona fue elegida para ser la sede de los juegos olímpicos de 1992, de alguna manera Montserrat Caballé fue elegida para la interpretación de una canción que fuese la banda sonora oficial del evento. Contactaron con Mercury y se puso manos a la obra para llevar a cabo uno de sus grandes sueños, mezclar rock y opera con la mejor voz que había escuchado jamás. ¿Habla realmente la canción “Barcelona” sobre la ciudad de “Barcelona”? Pues en realidad no, habla sobre el encuentro entre ellos dos aquella noche de febrero en el Ritz. Para muestra un botón, y más concretamente un estribillo:

«Barcelona – it was the first time that we met / Barcelona – how can i forget / the moment that you stepped into the room you took my breath away»

¿Se podría haber llamado la canción “Badajoz”, “Pozuelo” o “Tarragona”? Sí, si se hubiesen conocido allí sí, sin lugar a duda.

 

Summer of ’69 (Brian Adams)

El verano del 69. ¿Qué hippie no? El verano de 1969, el del amor y el flower power. Pero… ¿hablaba realmente Brian Adams sobre ese mítico verano? Os daré un dato, Adams nació en 1959, así que con 10 años es prácticamente imposible que él o sus amigos hiciesen muchas de las cosas que se explican en la canción (casarse, ir al ejército…). Siendo ésta auto-biográfica… ¿de qué verano nos está hablando en cantante canadiense?

El mismo Adams lo ha desvelado en muchas ocasiones: la canción habla sobre sexo explícito, sobre hacer el 69, la posición sexual, no sobre el año 69. Así que Brian Adams con esta canción inmortalizó para siempre el verano en el que, como en la película, fue a por trabajo y le comieron lo de abajo… y viceversa. Sea como sea, “Summer of ’69” es un temazo que te alegra el día sí o sí, así que celebremos la felicidad del sexo oral, todos juntos, escuchándolo:

 

Every Breath You Take (The Police)

Me encata el caso de esta canción. Su dulce melodía y sus arreglos suaves y melodiosos nos inducen, cuando la escuchamos, a un estado de felicidad, amor y ternura. La aguda voz de Sting acompaña a la perfección esta sensación y todo parece muy bonito. Es lo que se conoce como “una canción de amor”. Yo mismo vi como un punky de mi instituto se la aprendió de memoria para impresionar a una tía que le molaba. Pues la verdad es que no, nada más lejos de la realidad, de “canción de amor” no tiene nada, o como mínimo nada de “amor sano». ¿Es que nunca os habéis fijado en la letra? “A cada respiración que des, a cada latido de tu corazón, te estaré observando” Joder, qué mal rollo, ¿no?

El mismo Sting ha declarado que se trata de una canción oscura y enfermiza en la que un acosador relata cómo va a martirizar a su víctima siguiéndola y mirando lo que hace en todo momento. Recordemos esta oda al acosador enfermizo, cuya intro con un solo toque de batería siempre me ha parecido genial:

 

Blackbird (The Beatles)

Ya os expliqué cómo me influyó y cómo me marcó el “White album” de los Beatles. «Blackbird» es quizá una de las mejores baladas para guitarra acústica y voz jamás escritas. Se grabó en jardín trasero de los estudios Abbey Road y algunos de los pájaros que se oyen de fondo realmente estaban cantando en el momento de la grabación (otros se añadieron posteriormente). La canción no habla sobre un mirlo (blackbird) al que se le han roto las alas, en realidad habla sobre la lucha de derechos civiles de la población afro-americana en los EEUU. Un tema que no te deja indiferente con un mensaje comprometido, ¿qué más se puede pedir?

 

Martha My Dear (The Beatles)

Doble combo para el señor McCartney y para el “White Album” (se nota que me gusta, ¿eh?). Aquí el objeto de la canción parece ser una linda chica llamada Martha sobre la que Paul dice que siempre ha sido su inspiración, a la que pide que jamás se olvide de él. La de cintas de cassette que deben correr por ahí con esta canción grabada para impresionar a alguna chica llamada Marta. Pues bien queridos ilusos, os presento a Martha:

paul_mccartney_dog_martha

Efectivamente, Martha no era ninguna chica, era la perra de McCartney en la época en la que compuso la canción. Mola, ¿verdad? Pues ahora id a aquella chica a la que quisisteis impresionar con la canción y contadle que en realidad, la estabais llamando perra. De nada ;-)

 

Like a Virgin (Madonna)

Hace poco os hablé sobre Madonna en mi post «Cinco mitos sexuales de mi infancia”. Esta canción en concreto seguro que a más de un enfermo le ha hecho imaginarse a la buena de Maddona Louise Veronica Ciccione en el momento de perder su virginidad. ¿Fuiste tú uno de ellos? Pues perdóname maldito pervertido, o no me perdones es igual cerdo, pero esta canción no habla sobre la pérdida del himen. Habla sobre lo emocionalmente maltratado que se sintió el compositor de la canción Billy Steinberg tras una relación fallida, pero a la vez habla de cuán nuevo y feliz se sintió cuando una relación posterior le hizo olvidar la anterior. Osea que esta canción habla del volver atrás, del sentirse de nuevo como antes, no sobre primeras experiencias sexuales. Enfermo, que eres un enfermo.

 

I don’t Like Mondays (The Boomtown Rats)

El título de esta canción parece poder unir como hermanos a la totalidad de la humanidad. ¿A quién le gustan los lunes? A nadie. Así que mucha gente, entre los que en este caso me incluyo, pensamos seguramente que Bob Geldof nos hablaba sobre el tedio de tener que despertarse pronto para ir a trabajar o a estudiar tras el jolgorio del fin de semana. Bob Geldof no hablaba sobre esto ni por asomo. La canción fue inspirado por el tiroteo que cometió la niña de 16 años Brenda Ann Spencer en la escuela elemental Grover Cleveland en California, el 29 de enero de 1979. El resultado fue de dos adultos muertos y un policia y ocho niños heridos. Brenda no mostró ningún remordimiento cuando fue detenida, y cuando le preguntaron el porqué había hecho lo que había hecho declaró: “No me gustan los lunes. Esto ha hecho el día más interesante”.

Brenda-Ann-Spencer

Como podéis ver, el tema de la canción nada tenía que ver con lo cuesta arriba que se nos hacen los lunes, el tema era mucho más serio y siniestro.

 

99 Red Balloons (Nena)

Vaya chorrada de canción, ¿no? ¿Hablar sobre globitos rojos? Esta Nena le debía dar al alpiste cosa fina en los ochenta. De nuevo nos volvemos a equivocar. La canción (originalmente cantada en alemán) habla sobre el peligro de la guerra nuclear y sobre la tensa situación entre los bloques del este y del oeste. Personalmente siempre he encontrado esta canción una maravilla:

 

Smells Like Teen Spirit (Nirvana)

Bueno, en esta caso no voy a hablar sobre el significado de la canción, ya que el mismo Kurt Cobain dio incontables explicaciones sobre el significado de su letra. Yo tengo mi propia teoría y es que ni él mismo sabía lo que quería decir cuando juntó conceptos como mulato, albino y mosquito con su libido (yeah!). Sea como sea, lo curioso de esta canción es su título. “Huele como el espíritu de un adolescente”.. buah! ¿qué profundo no? ¿a qué diantres huele el espíritu de un adolescente? A qué huele su habitación y sus calcetines lo tenemos claro, ¿pero su espíritu? Pues en realidad todo esto es mucho más banal de lo que parece. “Teen Spirit” es la marca comercial de un desodorante en EEUU.

f541243b6cfead30f51cd6063b709f9e

Resulta que el bueno de Kurt un día, tras haber dormido con su novia en casa de ésta, al volver a la habitación se encontró una pintada que había hecho una compañera de piso de su pareja que decía: “Kurt huele a Teen Spirit”, haciendo referencia al olor del desodorante. El concepto le moló al cantante de Nirvana, y lo demás ya es leyenda.

 

Tutti Frutti (Little Richard)

Y para acabar la canción más viejuna quizá. La que nos grabó a fuego aquello de “auanpabaluba auanbambú” en nuestras mentes (en mi cole versionábamos la frase así: “auanpabuluba aguatamela tú. porqué me pesa la muy traviesa y me la untas con mayonesa, una versión alternativa al clásico «a uan, a tu, aguántamela tú»). El bueno de Richard habla en la canción sobre dos de sus chicas Dasy y Sue, sobre las que nos explica sus bondades físicas y amatorias de una manera más o menos directa. Lo bueno es que hace relativamente poco ha salido a la luz que el famoso estribillo “Tutti frutti, oh rutti” vino a sustituir la letra original que rezaba así:

«Tutti Frutti, good booty / If it don’t fit, don’t force it / You can grease it, make it easy.”

Cuya traducción (chapucera) vendría a ser algo así: “Tutti Frutti, buen culo / Si no entra, no lo fuerzes / Lo puedes engrasar, haz que sea más fácil»

¡Little Richard nos estaba dando una clase magistral sobre cómo practicar sexo anal! Qué picarón este Little… Pues eso, si alguna vez pensaste que esta canción tenía algo que ver con una macedonia de frutas, ves haciéndote a la idea que en realidad tiene que ver más con una sola fruta: un plátano, eso sí, untadito de Nocilla.

Hasta aquí este repaso por canciones que no hablaban sobre lo que parecía. ¿Sabéis alguna más que podamos comentar? Contad, contad.

Tomad la medicación…

Recordado por el viejales: el día 10 de julio de 2015 a las 9:11 am

Categorías relacionadas : Música

29 Comments

  1. Siempre he pensado que era una buena canción en cuanto a melodía, pero que era un tío obsesionado con una tía, hace años, cuando entendí la letra flipé

    Post a Reply
  2. Me he quedado perplejo con varias sobre todo con la The Police y «no me gustan los lunes» uff,

    Post a Reply
  3. Entre esta y el One way or another de Blondie… Stalkers, stalkers everywhere.

    Post a Reply
  4. Es que nadie va a hablar de la Barbacoa de Georgie Dann??

    Post a Reply
  5. In a darkened room, de Skid Row. Parece una balada romántica pero la letra es tremenda.

    Post a Reply
  6. Me ha encantado el post, muy interesante. Voy a colaborar con una más:

    «If you wanna be happy» de Jimmy Soul. Parece una canción que versa sobre la alegría y lograr ser feliz en la vida. A pesar de tener una música divertida, y que te hace mover sin control… es una de las canciones más machistas que he oído en mucho tiempo.

    Básicamente lo que dice es que si quieres ser feliz el resto de tu vida, no te cases con una mujer guapa, porque no saben cocinar ni hacer las tareas de casa.

    Para muestra, un botón, hacia el final de la canción hay un pequeño diálogo entre dos hombres que dice así:

    – Ey! el otro día vi a tu mujer!
    – Si??
    – Si, es fea ehhh.
    – Sí, pero sabe cocinar!!

    Así que menuda joyita de canción… Curiosamente, hace unos años se utilizó en un anuncio de crema de avellana y cacao para niños. Me sorprendió que nadie se diese cuenta de la letra de la canción.

    Post a Reply
  7. Y que me decís de Perfect day de Lou Reed … ¿que romántica verdad? … y una leche!!!
    ´Dicen que habla de su relación con la heroína!!!!!

    Post a Reply
  8. Sin asegurar que esté en lo cierto a mi se me ocurren dos muy conocidas:

    Una es «(I Can’t Get no) Satisfaction» de los Rolling Stones. Según tengo entendido habla de algo sobre una chica que le ocurría algún problema con la regla.

    La otra es «Born in the U. S. A.» de Bruce Springsteen, que donde parece que canta con orgullo a su país, no hace sino quejarse de cosas que suceden en él que sonrojarían a más de uno.

    Post a Reply
  9. La canción «Come together» de los Beatles tampoco está mal. Parecen decir «vayamos juntos, ahora mismo, sobre mí». Pero el verbo «to come» se pronuncia igual que «to cum» (correrse). Así que, aunque en la letra figura la palabra «come» cuando un angloparlante la oye, por el contexto, entiende «cum».

    Post a Reply
    • Me recuerda a la anécdota que se dio cuando los Beatles conocieron a Bob Dylan. Éstos iban en plan «¡vamos a conocer a nuestro ídolo!». Cuando finalmente se encontraron Dylan les dijo que les admiraba mucho y que alucinaba con lo valientes y salvajes que eran con la letra de «I want to hold your hand». Los Beatles alucinaron… ¿qué tenía de salvaje aquella letra? Dylan comentó que encontraba alucinante que alguien se atreviese a decir «I get high» («me coloco») en una canción. La confusión vino dada por el acento «liverpooliense» de los Beatles, en realidad decían «I can’t hide» («no lo puedo esconder»). Los cuatro de Liverpool no eran tan atrevidos, como mínimo en aquella época, como Bob Dylan se pensaba.

      Post a Reply
  10. Ahi falta el «Relax» de Frankie Goes to Hollywood

    Post a Reply
  11. Y como es él de José Luis Perales no es para su pareja como parece en la cancion. En realidad se la dedico a su hija cuando empezo a salir con un chico.

    Post a Reply
  12. A ver, sin discutir la historia de «Barcelona», que me parece muy chula, las fechas no me acaban de cuadrar: si dices que Freddy Mercury y Montserrat Caballé se conocieron en febrero de 1987, Barcelona ya había sido escogida sede olímpica, el 17 de octubre de 1986 (hace casi 30 años, y parece que fue ayer…), pero tal como lo explicas parece que la secuencia es la contraria.

    Otra cosa: estoy de acuerdo en que 99 red balloons es una maravilla. Bueno, casi… porque yo conocí primero la letra original alemana y, en mi opinión, le da mil vueltas a la traducción en inglés.

    Aparte de eso, me ha gustado la entrada. Entre bastante y mucho. ;-)

    Post a Reply
    • Creo que la cosa está en que a pesar de que Barcelona fue escogida sede Olímpica en 1986, la canciones candidatas a ser la oficial de los juegos no se presentaron hasta 1988. No creo que el mismo día después de ser escogida ya estuviesen pensando en hacer una canción oficial. Creo que la secuencia vino a ser algo así:
      1. Barcelona es elegida (1986)
      2. Freddy y Montserrat se conocen (1987).
      3. Se compone, graba y presenta la canción (1988).

      Agradecido por la aportación, cuanto más claras queden las explicaciones mejor. Gracias por leer y comentar!

      Post a Reply
  13. ¿Introducción de «Every breath» un solo golpe de batería? Por si no vas fino de oído y no oyes el bombo, se ve claramente en el video que hace mucho más que dar «un solo golpe…»

    Buen post y mi aporte es «Happiness is a warm gun» de los beatles. Que aunque igual no se camufla tanto, habla muy claramente del problema con la heroína de Jhon.

    Saludos!

    Post a Reply
    • Pues o no me he explicado bien, no me has entendido o realmente estoy más sordo que una tapia ;-) Cuando me refiero a introducción con un solo golpe me refiero a la entrada. El único golpe de batería que hay justo antes de que entre la guitarra, el bajo y el resto del dibujo de la batería. Lo que sería el típico «1, 2, 3» antes de empezar. Técnicamente la anacrusa que hace la caja antes de la llegada del tiempo fuerte que es donde entra en este caso, si nos referimos sólo a la batería, creo que bombo y goliath. Escuchando detenidamente la canción, justo ese compás previo al inicio, creo que también el bajo entra anacrúsicamente, pero un semitiempo después de la caja (a la que me refería en el post) creo que lo hace con la sensible de la dominante, o lo que es lo mismo, en este caso, un Sol#.

      «Happinnes is a warm gun» es un temazo! Sobre todo el white album hablé hace un tiempo en este mismo blog: https://www.retromemories.net/mi-obsesion-musical-adolescente-el-disco-blanco-de-los-beatles/

      Un saludo y gracias por leer y comentar!

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *