RetroBits: Pang! (1989)

Hoy os hablaré de uno de los mejores juegos de la historia de los videojuegos. Uno de los mejores, el mejor o, como mínimo, del que más horas pasé jugando durante mi adolescencia. ¿El porqué? Muy fácil, con muy poca práctica logré ser bastante bueno, cosa que me permitía pasarme horas y horas jugando con una inversión de capital mínima.  Por alguna extraña razón “Pang!” (también conocido como “Buster Bros.”) se me daba muy bien, y llegó un momento en que jugaba con tanta soltura que podía llegar a hacerlo prácticamente sin mirar a la pantalla. Tenía localizados todos los bares del barrio y los salones de recreativos donde tenían la máquina arcade. Viejunos de Barcelona… ¿recordáis los recreativos Novedades?

El objetivo del juego era sencillo, los hermanos Buster tienen la sagrada misión de destruir unas inquietantes bolas que está apareciendo por todo el planeta. La humanidad está aterrada y solo ellos son capaces de acabar con ellas. Para ello disponen de diversas armas: el arpón, doble arpón (para mi la mejor), el gancho y la ametralladora (para mi la peor, ya que con ella es mucho más difícil romper la bolas pequeñas) y de algunas bonificaciones como el tiempo extra, la vida extra o la dinamita, que puede ser muy peligrosa si tienes demasiadas bolas grandes en pantalla.

El juego tenía 50 pantallas divididas en 17 localizaciones que iban desde el Monte Fuji a la Isla de Pascua. Cada pantalla tenía un límite de tiempo para terminarla y si tardábamos demasiado en hacerlo, para ponernos más nerviosos, aparecían pájaros y caracoles de agua que si nos tocaban nos impedían disparar unos segundos, y también unos cangrejos que nos ayudaban comiéndose las bolas que aún no habíamos logrado hacer explotar. Aparecían de vez en cuando frutas que al recogerlas nos daban puntos. Era importante hacer el máximo número de puntos posibles ya que si lograbas llegar a diferentes tramos de puntuación te recompensaban con una vida extra.

Ni que decir tiene que la dificultad del juego crecía de manera exponencial al ir pasando pantallas. En algunas tenías que tener muy claro la táctica a seguir y tenías que estudiar muy bien la disposición de los objetos y las bolas para lograr una estrategia que te llevase al éxito.

“Pang!” Tuvo una soberbia secuela llada “Super Pang!” que siguió la estela de éxito de la primera parte. Se mantuvo el argumento pero se mejoraron los gráficos y la jugabilidad haciendo que la segunda parte llegase a superar al original. “Super Pang!” permitía dos tipos de partida, la clásica “World Tour” que era como las partidas de “Pang!”: ir pasando fases hasta llegar a un final, y el “Panic Mode” que te permitía jugar del tirón hasta pasarte 100 niveles, con la dificultad que la lluvia de bolas era constante. Apto solo para pros como estos dos cracks:

Hubo una tercera y una cuarta entregas que para mi se cargaron la saga original ya que incorporaban otros protagonistas que no eran los hermanos Buster y complicaban la trama.

¿Rompisteis muchas pelotas viejunos? (en el buen sentido…) ¿Os apasionó tanto como a mi?

Sea como sea tomad la medicación…

Recordado por el viejales: el día 16 de julio de 2012 a las 5:02 pm

Categorías relacionadas : Retro Bits

2 Comments

  1. y despues salieron las versiones para moviles

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *