Mis orgasmos femeninos cinematográficos ochenteros favoritos

El orgasmo femenino: ¿Mito o realidad? Si alguna vez te has preguntado esto significa que o bien follas menos que el caballo de un retratista o bien que en la cama eres un soso y que en ella te mueves menos que Javier Bardem en “Mar adentro”. Si has dicho que sí a alguno de estos dos supuestos, o a ambos, espero que no te estés haciendo ilusiones pensando que leyendo este artículo podrás arreglar tu patética vida sexual. Nada más lejos de la realidad. Yo tampoco estoy para dar consejos. En lo referente al sexo soy un tío bastante clásico, de hecho el cine porno sigo viéndolo en vídeo Beta, así que no puedo ser referente en materia sexual para nadie.

Pero nos estamos desviando del tema. Hoy os quiero hablar de mis orgasmos femeninos cinematográficos preferidos. Y ya aviso que no son mis favoritos por su fuerte carga erótica o pornográfica, así que no hace falta que os desabrochéis los pantalones porque este artículo no dará para paja. Y no porque tenga algo en contra del onanismo, de hecho admiro a los que lo practican, como por ejemplo Elvis Crespo, tal y como expliqué aquí, sino porque éste no es el lugar para incluir contenido catalogado X. Este es un blog familiar. Sin ir más lejos la familia Manson es fan nuestra. Así que nada de guarradas por aquí, solo cosas divertidas.

Una vez hecha esta aclaración, que simplemente la he hecho porque me pagan por palabra escrita y cuanto más escribo más cobro, paso a descubriros que orgasmos del cine de los 80 me gustan más.

5) El orgasmo cantado de “The Apple”.

Fui bendecido con la tarea de reseñar la película “The Apple” para el libro “Más Cannon”, que era la secuela del libro “Cannon Films. La generación del videoclub Vol. 1”. Hasta ese momento desconocía este film y como ya indiqué en mi reseña fue verlo y elevarlo a la categoría de culto de inmediato. Motivos hay muchos, más que nada porque “The Apple” es un despropósito total, pero si tuviera que destacar alguno sería su tremenda BSO que me flipó tanto que no tardé en agenciármela en vinilo, como Dios manda.

De entre todas las canciones me gustaría destacar “Coming for you”, una oda dedicada al orgasmo que va a tener la chica que la está interpretando mientras está copulando con el protagonista.

Esta escena me fascinó porque a mí ninguna chica jamás me ha cantado nada, ni siquiera las cuarenta, así que ver que alguien conseguía que una chica se corriera en do menor me pareció una proeza al alcance de muy pocos. Es por esto que el orgasmo de “The Apple” se clasifica en el quinto lugar de mi ranking.

4) Me ponen los acentos de “Un pez llamado Wanda”.

Lo creáis o no hay chicas a las que les pone que les digas guarradas mientras ejecutáis el acto “sesuarl”. Si he tenido que venir yo a descubrirte esto es que eres un ser de lo más patético, ya te lo digo.

Pero dejemos de lado que hay chicos como tú, apreciado lector, que desconocían este dato o que creen que clítoris es un equipo griego de futbol y centrémonos en “Un pez llamado Wanda”.

En esta película de Charles Crichton de 1988, Jamie Lee Curtis interpreta a una chica que se pone a 100 con los acentos. Si a esta ecuación le sumas la presencia del gran John Cleese, que interpreta a todo un políglota, da como resultado un orgasmo tremendamente divertido.

3) Corridas de otro planeta de “Mi novia es una extraterrestre”.

Si hubo un mito erótico en los 80 esa fue sin duda Kim Basinger, una actriz que ponía cardíaco a todo varón, con excepción de mi socio Manel que tenía unos gustos un tanto diferentes, tal y cómo os contó él aquí.

Pero no os vengáis arriba porque no voy a hablar de “9 semanas y media”, la película ¿erótica? que la lanzó a la fama, sino de “Mi novia es una extraterrestre”, una genial comedia protagonizada por Dan Aykroyd y la citada Basinger en que la actriz aprovecha la ocasión para parodiar un poco el personaje que encarnó en el film que la catapultó a la fama.

En la escena orgásmica ella está seductora y graciosa y Aykroyd está muy cómico. Como Basinger es un alíen venido del espacio exterior desconoce todo lo concerniente al sexo, así que para mantener relaciones con su novio hace un cursillo acelerado y apresurado y no le quedan las cosas muy claras. Ojo a los fuegos artificiales que celebran su orgasmo. ¡Hilarante!

Desgraciadamente vivimos en tiempos pudorosos y YouTube no para de censurar el vídeo que puedes ver a continuación, no vaya a ser que veas algo que afecte tu católica mente. Así que yo de ti lo vería antes que lo borrasen.

2) Aullar como una perrita de “Porky’s”.

“Porky’s” es una película mitiquísima de la que ya os hablé largo y tendido aquí. Es tal la fascinación que siento por ella que incluso dediqué esta entrega de “Secuelas Bastardas” a las falsas entregas que surgieron a la sombra de su éxito.

Hay muchas escenas gloriosas en “Porky’s”, pero si hay una que la hace merecedora de figurar en el puesto 2 del ranking es aquella en que descubrimos porque Honeywell, interpretada por Kim Catrall, recibe el sobrenombre de “Lassie”. Y es que la, en principio, recatada chica se pone a aullar cuando alcanza el orgasmo. La escena es tremendísima, pero por desgracia no he encontrado ningún vídeo. Y es que si la escena de “Mi novia es una extraterrestre” según Youtube es fuerte, imaginaos ésta en la que se ve un poquito de carne. Para ir todos a la cárcel por verla.

Esto es lo más fuerte que nos permiten poner.

Así pues contentémonos viendo una foto y chillando a los cuatro vientos: ¡Auuuuuuuuuuuu!

1) ¿Sabrías reconocer un orgasmo fingido? de “Cuando Harry encontró a Sally”.

Todas las chicas han fingido alguna vez un orgasmo. Tú dirás: “Mi novia no”. Sí, tú novia también. Sobre todo contigo, porque sus otras parejas sí que la sabían contentar.

Una vez asumido que a tu novia se la ha tirado hasta el tonto del pueblo, y lo que es peor, que con todos ha gozado excepto contigo, déjame seguir hablando de la cuestión de fingir orgasmos. Como te decía, todas las chicas lo han hecho alguna vez. Motivos hay varios. Puede ser, por ejemplo, para no herir los sentimientos de él o para terminar pronto y así poder hacer otras cosas. Esto no lo digo yo, que no tengo ni puta idea del tema, sino que lo acabo de leer en un blog sobre sexualidad. Lo digo para que veáis lo sincero que soy.

Vale, una vez me he ganado el cielo gracias a mi sinceridad os paso a explicar los motivos sobre este rollazo sobre orgasmos fingidos que os estoy largando. La causa es que el número 1 de mi ranking lo tiene el mejor orgasmo fingido visto jamás en pantalla. Es una escena correspondiente a “Cuando Harry encontró a Sally”, una de mis comedias románticas favoritas cómo ya os conté aquí. En ella Harry y Sally mantienen un debate sobre si los hombres saben cuando las mujeres fingen en la cama. Harry defiende que él se da cuenta siempre y para demostrarle que eso no es verdad Sally finge un orgasmo en medio del restaurante en el que se encuentran ante la atónita mirada del resto de clientes. Una secuencia que es historia viva del cine.

Y con el orgasmo fingido de Sally doy por cerrado mi ranking. Llega la hora de que os mojéis vosotros, y no va con segundas. ¿Qué os ha parecido la lista? ¿Echáis de menos alguna escena? Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 21 de Abril de 2017 a las 9:00 am

Categorías relacionadas : Películas

11 Comments

  1. Durante muchos años hacíamos quedada mensual para verla entre colegas. Me la sé de memoria

    Post a Reply
  2. Porkis!
    Jajajajajajaja
    Los vídeos vhs estaban rallados siempre en las mismas escenas.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *