Yo y las máquinas recreativas: Vida de un manco (parte 3 de 4)

d211d45ca11780ca59c527b353d16a5e

Para los que no hayáis seguido esta mini-saga de posts venimos de aquí (primera parte) y de aquí (segunda parte). Como os prometí, hoy os voy a hablar sobre los salones de máquinas recreativas que más visité o donde más experiencias vitales experimenté. Y como también os prometí, este post no va a tener demasiada letra, no os voy a dar demasiado la vara ya que creo que las siguientes lineas han de tener un valor más de documentación histórica que de documentación literaria. Si me pongo a relatar todo lo que me pasó en estos sitios uno a uno, tendría para varias novelas, pero hoy no voy a ir por ese camino. El orden que voy a seguir será lo más cronológico que pueda ya que como muchos de vosotros sabréis, la memoria tiende a retorcer los recuerdos y el espacio-tiempo y muchas veces lo que nos parece más cercano es mucho más lejano de lo que nos parece haber vivido hace mucho tiempo. Así pues, empecemos por el principio.

 

Recreativos de la calle Valldonzella nº33 (nombre desconocido, en caso de que lo tuviese)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 18.12.50

Los más cercano a la casa de mis padres y seguro que mi primera experiencia en un local donde había más de dos máquinas arcade. Los recuerdos que tengo son muy difusos pero estoy seguro de que jugué como mínimo a dos máquinas: “Bagman” y “Pole Position” (no sé si el I o el II). Fue el primer lugar donde vi a alguien utilizar un mechero para pulsar rápidamente los botones de disparo. De la foto que veis no sé concretar cual de los tres locales comerciales era exactamente en el que había los recreativos, pero yo apostaría por el que ahora alberga una tienda bio llamada “The Farmers”. A lo largo de los años he comentado con algunas personas mis recuerdos sobre este lugar, pero parece ser que nadie lo recuerda. Sé que no me lo invento así que… ¿alguno de vosotros lo tiene en su memoria?

 

Karting Minilandia

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 18.21.01

Situado en la carretera C-31, entre el aeropuerto de El Prat y Castelldefels, el Karting Minilandia era un lugar donde solíamos ir los domingos con mi familia. Montábamos a los karts para niños, de vez en cuando jugábamos un partida al minigolf, jugábamos a las recreativas y finalmente tomábamos unas deliciosas y aceitosas patatas fritas como ya os expliqué hace un tiempo. El edificio que veis marcado en rojo era que albergaba las máquinas. además de meses de ping-pong y de billar. Allí jugué segurísimo al “Moon Cresta“, al “Donkey Kong” (jamás pasé el primer nivel), el “Track&Field” y sobre todo al “Phoenix”, que guapo era pasarse el primer loop matando a la nave gigante. El Karting sigue existiendo pero no creo que todavía albergue recreativas. Un día me acercaré para comprobarlo.

 

Recreativos de la Gran Via de les Corts Catalanes nº586

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 18.36.43

Aquí pasé la mayoría de los veranos de mi adolescencia. Con mi familia casi nunca nos íbamos fuera en verano y os aseguro que Barcelona en los años ochenta y primeros noventa, durante el periodo estival, era una reputísima mierda. No podías hacer nada más que delinquir en el metro, intentar beber cerveza de extranjis e ir a los recreativos. Y en estos de la Gran Via fue donde pasé cientos de horas. Allí jugué al “Hyper Sports“, al “Trivial Pursuit”, al “Tennis” de Nintendo, al “Out Run” (en el mueble que era una moto entera), al “Sidearms”, al “Nemesis”, al “Operation Wolf”, al “Gaunlet” (el mueble para cuatro jugadores), etc etc… Allí aluciné con la máquina del “After Burner“, como ya os expliqué, y tiré decenas de monedas en la máquina de videos musicales sólo para poner el video de “Fiesta” de The Pogues. Fue uno de los grandes salones recreativos de la ciudad. Tenía una parte de máquinas tragaperras que, cómo podéis ver en la imagen sigue existiendo, la parte de los arcades desapareció y ahora hay una cervecería llamada “Grizzly 72”.

 

Recreativos de la calle Vilamarí (entre el nº47 i el 49)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 18.43.48

Es el que más me cuesta recordar su localización exacta. Básicamente era al que íbamos cuando nos cansábamos de ir demasiados días seguidos sin descanso al de la Gran Via. Y sobre todo porque allí había dos máquinas que nos alucinaban: el “Combat School” y el mítico “Golden Axe”. No sé deciros cuál de los tres locales de la foto era el que albergaba exactamente los recreativos. Tengo la memoria fatal… ¿alguien me ayuda?

 

El Deportes (Ronda St. Pau nº13)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 20.13.04

Era un lugar que en su día debió empezar como club o local de billares que poco a poco fue cediendo sitio a las máquinas. A pesar de estar muy cerca de la escuela en la que hice E.G.B. y B.U.P. y estar justo delante de donde después de muchas aventurillas acabé estudiando C.O.U. nocturno (que no aprobé), fue un lugar donde no me prodigué demasiado. ¿La razón? Digamos que la gente que solía haber no era demasiado buena gente. De hecho era el lugar de reunión de los quillos (o quinquis) chungos de la zona. Un lugar peligroso, o eso nos parecía a mí y a mis amigos. Si pisaba alguna vez su interior era para echar una partida rápida al “Out Run” y salir por patas rezando que, al mirar atrás, no me estuviese siguiendo nadie.

 

Novedades (C/Casp nº1)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 19.16.45

El lugar sagrado. La casa de nuestro señor. El Sancta Santorum de los recreativos. El sitio donde fui prácticamente cada día de los cuatro cursos que cursé de F.P.II de informática de gestión. Allí reí con Álex y Xavi, disfruté viendo cómo ellos jugaban al una máquina de futbol de Taito, vi como cuatro colegas de clase se pasaban el “X-Men” y posteriormente hicieron lo mismo con el “Vendetta“, jugué compulsivamente al “Pang!” y al “Super Pang”, me acribillaron jugando a ping-pong y casi me peleé junto a mis amigos con unos gilipollas que le robaron la chaqueta a uno de nuestro grupo. Los recuerdos que conservo de el Novedades están catalogados dentro de mi cerebro con la etiqueta de “muy importantes” y es de aquellos lugares y de aquellos tiempos a los que pagaría por volver aunque fuese sólo durante los minutos que duraba el descanso a media mañana que nos permitía ir hasta allí (muchas veces, si la partida de turno se alargaba, el tiempo de descanso evidentemente se alargaba proporcionalmente). Por desgracia hoy en día el edificio que albergaba los recreativos y un cine del mismo nombre se encuentra en estado de semi-abandono.

 

Recreativos de la Ronda Universitat nº14

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 19.23.19

Me quedaban de camino entre la escuela de FP y mi casa. No me podía entretener demasiado ya que mi madre me metía bronca si llegaba tarde a comer, ya sabéis, cosas de madres. Así que me paraba muy de vez en cuando si alguna vez por lo que fuese salía antes de clase o si directamente hacía campana y pasaba por allí. Era un local bastante extraño, con muy pocas máquinas y que estaba adosado a un parking. De hecho parecía que todo era lo mismo, el parking y la sala de arcades. “Los del cambio” que habitaban allí son quizá los que recuerdo que tenían más mala leche de todos, unos energúmenos antipáticos de cojones. Hoy en día el parking sigue existiendo y justo al lado hay un local de máquinas tragaperras llamado “Golden Numbers”, pero mi memoria me dice que los recreativos estaban justo al otro lado de la puerta del parking, lo que como podéis ver en la imagen, parece actualmente la salida del mismo.

 

Goldenpark (C/Pelai 56)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 19.34.58

Cuando la ocasión se daba y nos apetecía caminar un poco más, al salir al descanso de F.P. nos acercábamos a este híbrido entre salon arcade y sala de tragaperras. Allí la estrella de las máquinas era el “Run and Gun”, el simulador de la NBA de Konami del año 1993. Más tarde, durante mi época de aspirante a ludópata me gasté algunas monedas allí. Pero ya os digo que no era un local que destacase especialmente por la cantidad de arcades que tenía. Siempre tendió al juego con dinero y de hecho es de los pocos que sigue existiendo a día de hoy dedicado en exclusiva a las tragaperras, ruletas y demás saca-cuartos.

 

New Park (Rambla de Sant Josep nº88-94)

Captura de pantalla 2016-05-05 a les 19.45.08

Fue de los últimos que se abrieron en Barcelona y creo que era de los mismos propietarios del GoldenPark (por eso lo de NEW park, malditos genios del naming…). No es que fuese un lugar demasiado atractivo para los amantes de los arcades puros y duros, había mucha máquina de esas de sacar peluches y mierdas por el estilo, pero sí que había una máquina por lo que valía la pena ir, más que nada por su espectacularidad: el “Ridge Racer” con la triple pantalla gigante en la que te subías a un auténtico Mazda MX-5 Miata con el volante en la parte derecha. Valía un pastón cada partida, pero de vez en cuando era un lujazo que me gustaba permitirme. Era esta máquina:

20007485784_0916df58b0_b

Hoy en día el New Park ya ha desaparecido y donde estaba creo que hay un locutorio y anteriormente había habido una jamonería. Del salón de recreativas no queda ni rastro.

Y hasta aquí llega mi memoria. No son todos los que hubo en Barcelona, ni son todos los que visité. Hubo otros, en la Plaça Lesseps, en Tetuan… pero que quizá visité una o dos veces y que no me marcaron. ¿Me ayudáis a recordarlos? Ah, y no hace falta que seáis de Barcelona, me sirve cualquier recreativo de cualquier ciudad, pueblo o aldea donde os lo pasasteis bien. Hagamos una lista infinita.

Tomad la medicación…

P.S.: Al final, y como de costumbre, me he excedido con el texto… ;-)

Recordado por el viejales: el día 6 de mayo de 2016 a las 8:03 am

Categorías relacionadas : Retro Bits

2 Comments

  1. Buen artículo Manel, yo recuerdo ir mucho a las recreativas que habían en cada centro comercial, sobretodo en el Baricentro!! Me hechaba unas partidas al Virtua Tennis y al Virtual Soccer (ambos de Sega) increíbles! Qué recuerdos!

    Post a Reply
  2. Los de una de las calles de via julia en bcn . grandes vicios al sf2 al kof san francisco rush… A mediados de los 90.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *