Jodie Sweetin: La dulce Stephanie de “Padres forzosos” se engancha a las drogas.

109013-full-house-jodie-sweetin-stephanie-judith-tanner

Nacida el 19 de enero de 1982 en Los Ángeles, Jodie Lee Ann Sweetin, ese es su nombre completo, es la hija adoptiva del modesto matrimonio formado por Sam, un lampista, y Janice, una coordinadora de bodas.

Desde muy pequeña Jodie demostró un talento especial, así que cuando cumplió 4 años su madre, siguiendo los consejos de varios amigos, la llevó a una  audición de un agente que buscaba nuevos talentos. Tras actuar en varios anuncios, fue contratada par aparecer en un episodio de la serie “Valerie”. Los productores de dicha serie, Thomas Miller y Robert Boyett, quedaron tan satisfechos con su actuación que decidieron contratarla para la nueva serie que estaban desarrollando. Esa serie era “Padres forzosos”.

Padres

Tan solo tenía 5 años y Jodie ya había alcanzado la fama gracias a su papel de Stephanie Tanner. La sitcom lograba grandes audiencias y los fans se rendían ante los encantos de las tres hijas de Danny Tanner. Jodie popularizó la expresión “¡Qué grosero!” que no paraba de repetir su personaje.

Pero no todo era felicidad para Jodie. En los rodajes, y a pesar del buen rollo que tenía con los actores adultos y con Candace Cameron, lo pasaba mal debido a las burlas a las que era sometida por parte de las gemelas Olsen. Según cuentan, las Olsen siempre se reían de ella alegando que tenía defectos como los dientes torcidos. Hombre, no es la broma más dura del mundo, lo se, pero cuando tienes 5 años todo lo magnificas.

En su vida personal tampoco le iba mejor, ya que en la escuela era marginada por los otros niños por ser famosa.

Así que ya tenemos el trauma creado y solo es cuestión de tiempo caer en alguna adicción.

En 1996, y con tan solo 13 años, Jodie se pilla una cogorza de las guapas durante la boda de su compañera de la serie Candace Cameron. Jodie fue encontrada en el baño vomitando a causa de una gran ingestión de alcohol. Seguro que much@s de vosotr@s estimad@s lectores también os emborrachasteis por primera vez en una boda, así que no la juzguéis.

Al día siguiente, y con una resaca del copón, Jodie dijo aquello que todos hemos dicho alguna vez, “nunca más”, pero al igual que hemos hecho todos ese “nunca” no dura mucho y Jodie volvió a darle a la botella. ¡Y vamos si le daba!

“Padres forzosos” había sido cancelada y sin obligaciones laborables, Jodie se pasaba el empinando el codo. Pero pronto no tuvo suficiente y con 15 años empezó a fumar marihuana. No tardó en pasarse al éxtasis y la cocaína.

"Hoy hemos triunfao'. ¡Alcohol na' más!"

“Hoy hemos triunfao’. ¡Alcohol na’ más!”

Con tan solo 20 años se casa con un agente de policía que, ojo, desconocía que Jodie era drogadicta. ¡Menuda birria de poli, colega! No solo no se enteraba que su mujer le daba a la coca, sino que además empezó a consumir metanfetamina y el tío ni se enteró. Tuvieron una hija, Natasha, pero cuando el tío descubrió el secreto de su mujer, pidió el divorcio. Corría el año 2006.

Jodie sigue un programa para desintoxicarse, y lo consigue. Agarraos que a partir de aquí empieza lo bueno.

Jodie empieza a prestar sus servicios como asistente de gente que quiere dejar las drogas. Una de sus tareas era ayudar a los chicos que quisieran desengancharse a trasladarse al centro. Pues bien, un día, ayudando a un chico a empaquetar sus cosas, descubrió una bolsa de metanfetamina. Decidió hacerse un homenaje junto al chico al que ayudaba a trasladarse. Sí viejunos, nuestra Jodie volvía a estar enganchada.

Como se gastaba en drogas unos 700 pavos a la semana, Jodie necesitaba encontrar una fuente de ingresos. ¿Y sabéis que se le ocurrió? Cobrar por ir a las universidades a dar charlas sobre el peligro de consumir drogas. ¡Tal y como lo leéis! Lo mejor del caso es que la mayoría de las veces Jodie se tenía que meter un tirito de coca antes de dar la charla porque sino no tenía fuerzas para hacerlo. Jodie relata que “a veces temía que algún responsable de la universidad me echara porque yo era incapaz de mantenerme en pie. Pero ninguno lo hizo. Todos querían escuchar los problemas que la famosa Jodie Sweetin había tenido con las drogas y como se había recuperado. Me tenían idealizada”.

En 2007 conoce a Cody Herpin y se casará con él tras tan solo dos meses de noviazgo. Adicta a las drogas y a la vida nocturna, Jodie es protagonista de la prensa rosa gracias a fotos como estas:

A Jodie ya no le parece idóneo decir "¡Qué grosero!".

A Jodie ya no le parece idóneo decir “¡Qué grosero!”.

Jodie se queda embarazada de su segunda hija y decide, de una vez por todas, desintoxicarse. Su hija Zoie nace el 12 de abril de 2008. Siete meses después Jodie pide el divorcio de su segundo marido.

Totalmente desintoxicada y feliz madre de dos niñas, Jodie decide explicarle al mundo su vida, su auge y su caída, sus adicciones y todos sus demonios. El 3 de noviembre de 2009 publica su autobiografía titulada “UnSweetined”.

llibre

El 30 de abril de 2010, anuncia que ella y su novio Morty Coyle están esperando un hijo.

El 31 de agosto de 2010 nace su tercera hija, Beatrix Carlin.

Hoy, con 30 años, tres hijas de tres parejas distintas y totalmente libre de adicciones, Jodie, que como podéis ver está esplendida, intenta relanzar su carrera como actriz.

jodie_sweetin

Nosotros le deseamos toda la suerte del mundo en su empeño.

 

 

Recordado por el viejales: el día 14 de Diciembre de 2012 a las 10:30 am

Categorías relacionadas : Actores, Personajes

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *