“James Bond: Vargr”, un cómic con licencia para hacer disfrutar

port

Voy a empezar con una confesión: Nunca he sido un gran fan de las películas de James Bond. Pero cuando vi que en USA se iba a empezar a publicar un cómic sobre el personaje me picó la curiosidad porque si de una cosa sí que soy fan es de la trasladación al mundo de las viñetas de personajes cinematográficos o televisivos. Sí, ya sé que James Bond es un personaje surgido de la literatura, pero su fama, o la mayor parte de ella, es debida a su larga franquicia cinematográfica. Por si esto no fuera suficiente para llamar mi atención las buenas críticas que iban llegando del otro lado del charco hacía que mis ansias por leer este cómic no hicieran otra cosa que ir a más. Así pues, cuando la gente de Panini decidió publicar un tomo con los seis primeros números de la colección solo era cuestión de tiempo que yo lo devorase, cosa que hice recientemente. Y esto es lo que me pareció este cómic que incluye todo el arco argumental titulado “Vargr”.

Al igual que ocurre en las películas, el cómic arranca con una secuencia de acción antes de que salga el título. En ella vemos como 007 venga la muerte de un compañero suyo de la manera más bestia. He de decir que el Bond que aquí nos presentan es mucho más violento que el que vemos en la gran pantalla. Y es que las páginas de “James Bond: Vargr” contienen escenas de violencia de lo más explícita. Nuestro agente secreto favorito nos regala una buena ración de mutilaciones, disparos a la cabeza, puñetazos y golpes utilizando cualquier objeto a mano y, lo que más me ha sorprendido a mí, ejecuciones a sangre fría pareciéndose más a justicieros urbanos como El Castigador o El Exterminador que al 007 que todos conocemos.

Bond no duda en matar a sangre fría.

Bond no duda en matar a sangre fría.

Tras este tremendo prólogo empieza la historia propiamente dicha. Bond recibe la misión de trasladarse a Berlín para dar con el laboratorio de una nueva droga que está haciendo estragos en Londres. Lo que en principio parece una misión fácil no tardará en complicarse.

Tres cosas me gustaría destacar de “James Bond: Vargr”:

Por un lado las escenas de acción. Bond se verá envuelto en varios tiroteos, en peleas con hostias de las que duelen, persecuciones de coches, varias explosiones y una larga lista de peligros y amenazas que no dan tregua al lector. Y todo esto, como ya he comentado antes, repleto de violencia explícita. En la parte negativa, por citar algo, está que esta acción se desarrolla sin apenas diálogos lo que hace que la lectura sea muy rápida. Además el dibujo de Jason Masters es a veces un pelín confuso lo que provoca que no quede muy claro lo que está sucediendo.

Bond encuentra cadáveres en el lugar menos pensado.

Bond encuentra cadáveres en el lugar menos pensado.

Otra cosa a destacar sería el villano al que hace frente 007. No voy a desvelar aquí su identidad, faltaría más, pero sí que me gustaría hablaros de uno de sus esbirros, el cual carece de la capacidad de sentir, lo que no impide que goce como un bellaco causando dolor a los demás. Su pelea con Bond es realmente épica.

Esto sí que es una pelea.

Esto sí que es una pelea.

Por último comentar la ausencia total de carga sexual en el cómic, cosa que agradezco, y no porque sea un mojigato, que no lo soy, sino porque una de las cosas que provoca que no sea un gran fan de Bond es ese rollito de machito seductor que se gasta en las películas. Tal vez en futuros tomos salga a la luz esta faceta del personaje, pero en este no.

Por lo demás, lo de siempre: Moneypenny, M y Q también aparecen en estas páginas, aunque no veréis por aquí ninguno de esos fantásticos artilugios que utiliza 007.

Q proporciona unas curiosas balas a 007.

Q proporciona unas curiosas balas a 007.

Resumiendo: “James Bond: Vargr” hará las delicias de los fans del personaje, me atrevería a decir que para ellos este cómic es compra obligatoria. Los fans del cómic de acción también encontrarán suficientes momentos de gozo en este tomo por lo que su adquisición creo que sería una gran idea. Los que busquen una buena trama de espías tal vez queden un poco descontentos, cosa que no quiere decir que el guión sea malo, pero sí que estando Warren Ellis detrás de él uno se espera un poco más.

Personalmente os diré que yo me he quedado con ganas de más, así que cuando se publique el siguiente tomo de James Bond yo iré a por él sin pensarlo. Y es que “James Bond: Vargr” ha conseguido que ahora tenga tal fijación por 007 que parezco un agente de Spectra.

Recordado por el viejales: el día 16 de diciembre de 2016 a las 9:00 am

Categorías relacionadas : Cómics/Tebeos

1 Comment

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *