Eran cantantes, iban de guays y daban muchísima grima

AAAA1

Corría el año 1999 y estaba viendo por televisión “Esto me suena”, un concurso presentado por Rody Aragón, ese clon defectuoso de Emilio Aragón, en que los concursantes tenían que acertar el título de una canción tan solo oyendo los primeros acordes de su sintonía. Cuando los concursantes acertaban el título una banda que estaba en el plató la interpretaba. Pues bien, en dicha banda tocaba la guitarra, y a veces creo que también cantaba, un tío que me daba muchísima rabia. El colega se lo tenía muy pero que muy creído, supongo que por el hecho de llevar melenas y tocar la guitarra pensaba que era irresistible para las mujeres, y cada vez que le enfocaban hacia miraditas y poses supuestamente sexis. Un día no pude más y cuando su jeto apareció en pantalla exclamé: “¡Mira que se lo llega a tener creído el tío!”. Para mi sorpresa una de mis hermanas que estaba en esos momentos cerca me dijo: “¡Oh si! ¡El muy cretino!”. A partir de ese día, y siempre que al ver el programa aparecía el susodicho, ambos gritábamos: “¡El cretino!”.

Explico esta anécdota tan estúpida para introducir el tema del que os hablaré a continuación. Hoy os hablaré de cantantes que me daban grima y rabia porque o bien se lo tenían muy creído e iban de chulillos sin tener muchos motivos para hacerlo o bien porque su apariencia física me dañaba la vista, y no porque fueran feos sino porque había algo en su aspecto que me era molesto.

Así pues os pido que me acompañéis en este viaje nostálgico y grimoso. ¿Preparados? ¡Pues vamos allá!

Azuquita

16916089

Debes sentirte muy fracasado como padre cuando lo mejor que puedes decir de tu hijo es que es el inventor del Rumbakalao. O igual no porque Azuquita, el inventor de este estilo musical, logró con sus canciones labrarse una carrera de éxito en el mundo de la música que le llevó a ser uno de los artistas más vendidos en las gasolineras, bares de carretera y burdeles de toda España.

La rabia que despertaba en mí Azuquita no era debido a su música sino a su aspecto y chulería. A continuación podéis ver una actuación suya en televisión interpretando su particular versión del “Así me gusta a mí” de Chimo Bayo. Hay muchas cosas que comentar de dicho video pero por el momento dejadme deciros solo dos:

La primera es que, a diferencia de los otros artistas, Azuquita no está en el escenario cuando se inicia la música. Él entra al cabo de unos segundos y lo hace saludando como un campeón, porque es así como Azuquita se siente, como un puto campeón.

Tras el saludo Azuquita empieza a ejecutar unos pasos de baile de lo más deleznable. Es como si sufriera espasmos musculares a causa de una rara enfermedad o como si alguien le hubiese disparado con una pistola eléctrica. Ojo porque a los 1:39m ejecuta un giro que ríete tú de la rotación de la Tierra. Verlo para creerlo.

Otras cositas a destacar del video:

Desconozco el motivo, pero Azuquita ejecuta casi toda su actuación curvado. Su cuerpo forma una especie de ángulo llano. Es como si quisiera ir hacia adelante pero su cuerpo solo respondiera de cintura para arriba.

No voy a decir nada de su camisa y sus pantalones solo que parecen varias tallas más grandes de lo que él necesita, pero me veo en la obligación moral de hablar de su cinturón. El cinturón no es que sea demasiado grande para la cintura de Azuquita, es que es gigante. Le ha dado al menos ocho vueltas y como se puede apreciar aún le queda colgando un buen cacho. Es increíble que en alguno de los giros espectaculares que ejecuta no haya partido por la mitad a alguno de los bailarines con el pedazo de cinturón que lleva colgando. Aún suceden pocas desgracias en este país visto lo visto.

Pero por si todo lo anterior no fuera suficiente para hacer nacer la grima en nosotros hay un último detalle que lo van a conseguir: su boca. ¿Por qué demonios canta con la boca torcida? ¡Eso es el colmo del chulerío! Es como si estuviese seguro que de que él se tiraría a todas las chicas de las tres primeras filas de así quererlo. Yo de un tío que necesita 45 minutos solo para quitarse su gigante cinturón no esperaría que fuera un “facker” a tener en cuenta. Así que cálmate Azuquita.

Si tras ver esta foto no vas corriendo al baño a hacerte tocamientos impuros es que no eres persona ni eres nada.

Si tras ver esta foto no vas corriendo al baño a hacerte tocamientos impuros es que no eres persona ni eres nada.

Tras “Así me gusta a mí” Azuquita repitió éxito con “Rumbakalao”, una canción que versionó él mismo para ser la sintonía de verano de TVE. A mí me daba mucha rabia porque ese verano La 1 reponía “El increíble Hulk” y antes de cada episodio pasaban el video de dicha sintonía estival. En ella veíamos a Azuquita haciendo el monguer en la playa, inolvidable esa escena en la que ejecuta una chilena jugando al fútbol, mientras cantaba cosas del estilo “Si estás en la hamaca o en el trampolín aquí en la Primera pensamos en ti” rematado con un “¡Chiqui hey hey!”. Para llorar.

Tras esto Azuquita siguió con su carrera que le llevó a grabar incluso con la gran Celia Cruz.

Pero el zenit del bizarrismo lo alcanzó en 1997 cuando decidió versionar con su particular estilo el “Gangsta’s Paradise” de Coolio.

AVISO: la canción puede herir la sensibilidad de las personas aprensivas.

Después de perpetrar este atentado contra la humanidad y viendo para su sorpresa, solo la suya, que el éxito le era esquivo decidió tomarse un tiempo de descanso. En 2006 logra colarse en los puestos más altos del Hit Parade alemán con la canción “Te quiero a veces (Verdammt ich lieb dich)” junto al cantante alemán Matthias Reim. Las buenas ventas del single les hizo repetir experiencia en 2010 con el tema “Du und Ich” que lo volvió a petar. Desde entonces Azuquita se dedica en cuerpo y alma a proseguir su carrera en Alemania haciendo aflorar en el pueblo germánico horrores que no vivían desde los años del nazismo.

Arango

Arango

Seguimos para bingo con otro “coletas”, en este caso Arango, un artista polifacético como veremos a continuación.

En 1988 tuvo un deslumbrante debut, por lo que he leído porque yo ni me acuerdo, con “Eres una bruja”. Según parece el hecho de provenir de una familia de clase alta hizo que la prensa musical le cogiera manía y se cebara con él a base de malas críticas hacia su trabajo. O eso dice Arango y su club de palmeros.

En 1990 decide dar un golpe de efecto y demostrar que podía hacerse un nombre en la música lanzando al mercado el álbum “Vuelo sin motor” cuyo single homónimo sonó con fuerza en las radio formulas del país y que le llevó a ser presencia habitual en los programas de televisión como podéis ver a continuación:

Dos cosas a destacar de la actuación y que me daban mucha grima:

Uno: Arango empieza su “performance” de espaldas y moviendo su trasero como queriendo decir “¡Eh nenas! Este culito también puede moverse así en vuestra cama”, algo que me ponía en su momento de muy mala leche. Otro cantante que hacía lo mismo era Lorca, el del hit “Bésame en la boca”, y despertaba en mí el mismo odio que Arango.

Dos: la manía que tiene de morderse el labio inferior. Como si se estuviese gustando a sí mismo. Ya sabéis, como si entre estrofa y estrofa pensara: “¡Joder, cómo molo!”.

Si todo esto no os parece suficiente como para incluir a Arango en nuestra lista de cantantes grimosos esperad a descubrir lo que viene a continuación. El cantante grabó un videoclip para promocionar el single y entre las cosas supuestamente divertidas que hace en él está el disfrazarse de mujer. Tronchante, ¿verdad? Pues esperad a descubrir quién es la protagonista femenina. Ni más ni menos que Ana Obregón.

Por lo visto durante la grabación de dicho videoclip Arango y Anita iniciaron una relación sentimental. Esta historia amorosa fue el germen de uno de los momentos más lamentables de la historia de España: la grabación de un disco a cargo de Ana Obregón y cuyas funestas consecuencias ya os explicamos aquí.

Pero el apoyo de la Obregón no fue suficiente para elevar la carrera de Arango hacia el triunfo. Amargado y derrotado Arango cae en una depresión. La depresión le llevó al odio y el odio al lado oscuro. Lleno de rabia Arango decide montar una productora de televisión con el fin de crear series con las que castigar a la humanidad. Fruto de su malvada mente son las series “¡Ala… Dina!”, con Paz Padilla, y “El inquilino”, en la que Jorge Sanz interpretaba a un extraterrestre. Por favor, no dejemos que estos dos horrores catódicos caigan en el olvido. Ni olvido ni perdón.

Afortunadamente Arango entró en razón y decidió aprovechar su mente y sus recursos para fines más bellos. Decide fundar entonces la Fundación Aladina con la que luchar contra el cáncer infantil. Si queréis saber algo más de esta hermosa iniciativa, que ya ha cumplido 10 años, o si estáis interesados en colaborar en ella solo tenéis que entrar en este enlace: http://aladina.org/.

Chesney Hawkes

Chesney_3305596d

Cantaba el bueno de Chesney Hawkes eso de “The one and only” (El primero y el único) y demos gracias al Señor de que así sea porque dudo mucho que el mundo estuviese preparado para otro ser como él.

Chesney Hawkes es eso conocido popularmente como un “One hit wonder”, o sea, un artista de un solo éxito. Y parece mentira como con una sola canción se pudiese hacer tanto daño. Pero él lo consiguió.

A ver, no os voy a engañar. La canción molar, lo que se dice molar, me molaba. No era una creación que disgustase a los oídos como si que podía suceder con las canciones de Azuquita y Arango. Lo que pasa es que Chesney Hawkes daba rabia por su aspecto. Esa melenita rubia me ponía ya de mal humor pero lo que se llevaba la palma era, ¿lo acertáis?, sí, la peca. Pusiese como se pusiese Chesney mis ojos se iban siempre hacia la peca. Ya se podía poner en pelota picada que yo no podía quitar los ojos de esa peca. ¿Y sabéis qué es lo peor? Oír decir a alguna chica que esa peca era sexy. ¿Estamos de coña? Esa peca no solo no es sexy sino todo lo contrario. Da grima, mucha grima.

Chesney Hawkes inició su carrera musical de niño junto a su madre.

Chesney Hawkes inició su carrera musical de niño junto a su madre.

Afortunadamente para todos la carrera de Chesney Hawkes no tardó en hundirse en la mediocridad y gracias a eso perdimos de vista su repugnante peca. En la actualidad sigue arrastrándose allí por donde lo llaman para interpretar su mítico hit.

David Santisteban

David_Santisteban-Echar_A_Volar-Frontal

Decía antes que el mundo no estaba preparado para otro Chesney Hawkes pero alguien en España no pensaba igual y decidió lanzar al Chesney nacional, aunque gracias a Dios sin peca.

Así pues especialistas como somos aquí en los plagios no tardamos en poner en circulación a un joven cantante rubio y melenudo. Ese joven no era otro que David Santisteban, un chaval con pinta de ser el típico pijo que vive en la Moraleja o Pedralbes y que va de malote por la vida, para disgusto de sus padres, como nos explicaba en su canción “Rebelde”.

Por cierto, premio especial al “coletas” que toca la armónica al principio del video. Para ser un Don Nadie provoca la suficiente grima como para desear incrustarle la armónica en el gaznate.

David luce un look de rebelde de “El Corte Inglés”. Parece como si antes de actuar se hubiese pasado por la planta joven de dicho comercio para escoger la ropa.

Viendo como yendo de rebelde no iba a ningún sitio, comercialmente hablando se entiende, Santisteban decidió jugarse el todo por el todo y usar la baza de ganarse al público femenino de la forma más vergonzante posible: con una canción en la que alababa sus virtudes. Ese tema llevaría por título “Las chicas al poder”, canción al ritmo de la cual muchas miembros del FEMEN se hicieron sus primeros dedos.

Como podéis apreciar el cambio de vestimenta de David Santisteban es prácticamente inexistente. Lo único que hace es quitarse el chaleco tejano para ponerse una cazadora tejana. ¡Menuda imaginación!

En un intento de propulsar su popularidad Santisteban se paso a la actuación participando en “Por fin solos” junto a Alfredo Landa. Pero nada, no había manera de lanzar su carrera al estrellato.

David Santisteban dejó su carrera como cantante pero no la de compositor, porque no lo había dicho: Santisteban componía sus propios temas. Desde entonces ha compuesto canciones para gente tan importante como David Bisbal, Malú, Luis Fonsi, David Bustamante, Los Caños y un largo etcétera de artistas de pesadilla.

Él es tan consciente como nosotros que su carrera como cantante daba vergüenza y debe ser por eso que en su propia web apenas hace referencia a ella limitándose a hablar de su trabajo como compositor y productor musical.

Y por último dejadme hablaros de un cantante que…

Se salvó por los pelos: Elvis Crespo

Elvis

Y no por falta de ganas, ¿eh? Elvis Crespo aterrizó en España cuando alguien pensó que si Chayanne, Ricky Martin, cuya historia con una niña, su perro y un bote de mermelada narramos aquí, o Luis Miguel lo petaban también lo podría hacer Elvis Crespo. A ese visionario habría que darle de hostias.

Vamos a ver alma de cántaro: ¿Tú has visto a Elvis Crespo? ¿Lo has escuchado cantar? En España tenemos mal gusto, pero no tanto.

El motivo de que se haya salvado de entrar en nuestra lista de grimosos es por un suceso en el que el cantante se vio envuelto en 2009. Durante un vuelo entre Houston y Miami no tuvo mejor idea que masturbarse frente a los pasajeros, cosa que hizo que acabara detenido e interrogado por el mismísimo FBI.

En Retro Memories somos lo suficientemente onanistas como para respetar un acto así y es por eso que libramos a Elvis Crespo de formar parte de esta lista.

Y hasta aquí nuestra lista de cantantes que van de guays y dan grima. Mencionar que Cristian Castro no está por aquí por ser demasiado actual para los cánones del blog y no por falta de ganas. Ahora llega vuestro turno. Es la hora de que digáis qué os ha parecido esta lista. ¿Echáis a alguien de menos? ¿Salvaríais a alguno? Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 1 de febrero de 2016 a las 9:00 am

Categorías relacionadas : Cantantes, Música, Personajes

13 Comments

  1. Jajaja lo que me he llegado a reir. Buenisimooo
    Aunque a la noche tenga pesadillas a valido la pena

    Post a Reply
  2. Jajajajaja en serio y juro por San Darth Vader que no es postureo,que casi me hago risa encima con el artïculo y la forma de redactar¡¡qué bueno pofavó!!!jajajajaja.Enhorabuena a su”hacedor”(siempre he querido decir esa palabra para parecer culta).

    Post a Reply
  3. Jajaja buenísimo el artículo. Eso sí, la canción de Chesney Hawks sigue sonando bien, el resto son directamente atentados contra la música XD

    Post a Reply
  4. Hombre poner a chesney hawkes al lado de todos eso no pega,es un clásico como ace of base o KLF, yo a eso digo, noooorl!!!

    Post a Reply
  5. Un tal Miguel Saez —> http://miguelsaez.com/

    El pobre lleva 20 años intentandolo y no ha conseguido ni que se acuerden de el los que hacen las listas de los horrores. Personalmente lo recuerdo de las galas casposas noventeras tipo Noche de Fiesta o Murcia quermosa ere.

    Este sujeto comenzó como cantante melódico-pop; prosiguió como hip-hoperillo de chichinabo, para pasarse al reggaeton cuando comenzaron a llegar los daddy yankis de turno. Pero…el algodón no engaña: su metro sesenta, su cara de gilipollas, y ese peligro inminente de atocinamiento ( parece que le vayan a aflorar lorzas de un momento a otro rollo Nutty professor del Eddie Murphy) no han ayudado mucho en su carrera.

    Lo mejor es que tiene 7 discos lanzados!! Habrá vendido alguno??

    Saludos viejunos

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *