Destinos turísticos para los fans del cine de acción

Portada

 

El verano ya está aquí y con él llega uno de nuestros momentos favoritos del año: las vacaciones.

Es por esto, y por esa manía que tenemos en Retro Memories de prestar un servicio público, que hoy os vamos a recomendar algunas destinaciones donde ir a pasar vuestras vacaciones por si todavía no sabéis que hacer durante estos días. Pero como esto no es una agencia de viajes y nuestra intención tampoco es la de hacer competencia a Lonely Planet este artículo va a tener truco. Los lugares que os vamos a recomendar visitar tienen mucho que ver con este culto al viejunismo (por cierto, no sabéis como odio esta palabra. Y eso que en Retro Memories no paramos de utilizarla. Tenemos que buscar otro término para denominarnos. Pero eso ya lo hablaremos a partir de septiembre) que procesamos en este humilde blog. Todos los sitios que vamos a aconsejar visitar tienen un elemento que satisfará a los fans del cine de acción, sobre todo a los fanáticos de las películas de este género que se hicieron en los 70, 80 y 90.

Pero dejémonos de introducciones más típicas de la Guía Azul que de un blog nostálgico y vayamos a lo que realmente importa: los destinos turísticos. Así que preparad vuestras maletas, coged vuestros pasaportes, tomad biodramina por si a caso, que nuestro viaje va a empezar.

Estatua de Jean-Claude Van Damme en Bruselas.

 

DSCN3450

Todo los fans del cine de acción saben que Jean-Claude Van Damme es conocido por el sobrenombre de “Los músculos de Bruselas” debido a que nuestro adorado actor nació en la capital de Bélgica hace ya casi 55 años y a que, evidentemente, tiene músculos.

Placa de la estatua dedicada a Jean-Claude Van Damme.

Placa de la estatua dedicada a Jean-Claude Van Damme.

La popularidad del actor es tal que su éxito en el cine también ha servido, de una u otra forma, a publicitar a esta ciudad belga. Para agradecerle el haber puesto a la ciudad de Bruselas en el mapa, cosa que no habían conseguido ni el Parlamento Europeo ni las coles, decidieron dedicar al protagonista de clásicos como “Contacto sangriento” o “Kickboxer” una estatua. Hasta aquí la parte buena. La mala, o no tan buena, es que la estatua está un poquito alejada de toda zona de interés de la ciudad. Pero bueno, tampoco viviréis ninguna epopeya si os decidís a visitar la estatua, así que no dramaticemos. Con una combinación de metro y autobús te plantas fácilmente frente a ella. Además, la estatua esta junto a un centro comercial, que ya os aviso que no es ni de lejos el mejor de la ciudad, así que podéis aprovechar el desplazamiento para realizar alguna compra.

Nuestro viejuno redactor se arrodilla frente a Jean-Claude Van Damme.

Nuestro viejuno redactor se arrodilla frente a Jean-Claude Van Damme.

¿Vale la pena visitar la estatua? Si eres fan de Van Damme, ya tardas. ¿El resto? Hombre, ya que vas hasta Bruselas que menos que rendir pleitesía a su habitante más celebre.

Estatua de Bruce Lee en Hong Kong.

Estatua de Bruce Lee en Hong Kong.

Estatua de Bruce Lee en Hong Kong.

¿Queréis sentir el furor del dragón? ¿Queréis conocer la verdadera furia oriental? Si la respuesta a las dos preguntas es sí tendréis que acompañarnos hasta la segunda parada de nuestro viaje: Hong Kong. Allí encontraremos no solo una estatua dedicada al gran Bruce Lee sino que además podremos visitar una exposición dedicada al insigne actor y artista marcial.

Nuestro viejuno amigo David Marí visitó la estatua dedicada a Bruce Lee y desde entonces dice cosas como "Be water, my friend".

Nuestro viejuno amigo David Marí visitó la estatua dedicada a Bruce Lee y desde entonces dice cosas como “Be water, my friend”.

Esta muestra, que lleva por nombre “Bruce Lee: Kung Fu-Arte-Vida”, podrá visitarse hasta 2.018. Para ello os tendréis que desplazar hasta el Museo del Patrimonio de Hong Kong.

Por cierto, y a modo de curiosidad, Hong Kong no es el único lugar en el que podéis encontrar una estatua dedicada a Bruce Lee. En Mostar, una ciudad de Bosnia-Herzegovina, también encontraréis una escultura dedicada al mítico protagonista de “Operación Dragón”.

Estatua de Bruce Lee en Mostar.

Estatua de Bruce Lee en Mostar.

Estatua dedicada a Rocky Balboa.

Una de las escenas más icónicas de la historia del cine es aquella en la que Rocky Balboa corre por las calles de Filadelfia y acaba subiendo en un sprint final por los escalones que hay frente al Museo de Arte de dicha ciudad. Son muchos los turistas e incluso habitantes de Filadelfia los que imitan al personaje encarnado por Sylvester Stallone en la famosa saga que relata las vicisitudes de un veterano boxeador. Tal es la fama que dicha escena le ha dado a estos escalones que son conocidos como “Rocky steps” (“Escalones de Rocky”).

La mítica estatua dedicada a Rocky Balboa vista por primera vez en "Rocky III".

La mítica estatua dedicada a Rocky Balboa vista por primera vez en “Rocky III”.

Si habéis visto la tercera entrega de dicha saga recordaréis que hay una escena en la que Rocky inaugura una estatua erigida en su honor y que está situada justamente al final de los escalones que el púgil siempre sube corriendo como fin de su entrenamiento. Pues bien, dicha estatua existe en realidad aunque su ubicación difiere un poco al de la película pues actualmente está abajo, a la derecha de los escalones.

Nuestro viejuno amigo Dani Prieto visitó la estatua de Rocky y nos manda esta foto que tomó allí.

Nuestro viejuno amigo Dani Prieto visitó la estatua de Rocky y nos manda esta foto que tomó allí.

En el supuesto que vuestro presupuesto no os llegué para ir hasta Filadelfia tenéis que saber que podéis encontrar una estatua dedicada a Rocky más cerca, concretamente en el pueblo de Zitiste, en Serbia. La estatua fue erigida porque esa zona es constantemente castigada por desastres naturales así que las autoridades decidieron dedicarle una estatua a Rocky como símbolo de la tenacidad que caracteriza tanta al personaje como a la ciudad.

Restaurante dedicado a Charles Bronson.

Y acabamos en España para visitar un restaurante temático dedicado a Charles Bronson. Este restaurante, llamado “The Bronson bar”, está situado en la calle Cinco de marzo, número 14 de Zaragoza y es de visita obligatoria para todos los fans del actor norteamericano y del cine de acción en general.

Entrada al restaurante dedicado a Charles Bronson.

Entrada al restaurante dedicado a Charles Bronson.

¿Qué podréis encontrar en el restaurante? Pues multitud de carteles de las películas que protagonizó el famoso actor junto a fotos suyas o recortes de periódicos y revistas dedicados a él. Además antes de degustar la comida las camareras te ofrecen una divertida opción: comer como Charles Bronson o como una persona normal. Si escoges la opción “Comer como Charles Bronson” te facilitarán un bigote postizo como el que lucía el actor para que te lo pongas. Creedme que más de uno come luciendo un divertido mostacho.

Nuestro viejuno redactor posando frente al cartel de "Yo soy la justicia 2".

Nuestro viejuno redactor posando frente al cartel de “Yo soy la justicia 2”.

Aparte de todo ese envoltorio “bronsoniano” en “The Bronson bar” podréis degustar unas riquísimas hamburguesas. O sea que si estáis de visita en la ciudad aragonesa y queréis variar un poco vuestra dieta compuesta de las deliciosas tapas que sirven en el Tubo os aconsejamos acercaros a tan curioso restaurante.

Nuestro viejuno redactor llevando un bigote postizo cortesía de "The Bronson bar" haciendo una lamentable imitación de Charles Bronson.

Nuestro viejuno redactor llevando un bigote postizo cortesía de “The Bronson bar” y haciendo una lamentable imitación de Charles Bronson.

Y con “The Bronson bar” damos por acabado no solo el viaje y nuestro artículo de hoy sino que también la temporada en Retro Memories. Nos cogemos unas más que merecidas vacaciones pero volveremos en septiembre con más artículos en los que nos daremos un paseo por nuestro pasado. Nada más, solo desearos un feliz verano. ¡Nos vemos en septiembre!

Recordado por el viejales: el día 27 de julio de 2015 a las 10:00 am

Categorías relacionadas : Actores, Películas, Personajes

8 Comments

  1. La increiblemente acojonante cola que hay en el taller de relojeria de el Corte Ingles se me ha hecho mucho mas corta leyendo vuestro artículo. Retromemories por un mundo mejor :-P

    Post a Reply
    • El Maginzer Z de Tarragona no aparece más que nada porque no tiene nada que ver con el cine de acción, no porque no valga la pena visitarlo. Pero prometemos que en nuestra próxima visita a Tarragona nos desplazaremos hasta tan insigne figura para, ni que sea, hacernos una foto junto a ella.

      Post a Reply
    • ¡Sacrílegos! ¿Cómo os atrevéis a decir que no hay acción en Mazinger Z? Aunque bueno, es televisión, no cine. Hmm, vale, tenéis razón :P

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *