Cinco comedias veraniegas ochenteras para amenizar el verano

Llega el verano y como en Retro Memories somos fieles a nuestra palabra de ofrecer un servicio público a todos nuestros seguidores para que tengan una vida más divertida hoy os voy a recomendar cinco películas ochenteras cuya acción se desarrolla en las vacaciones de verano para así haceros las tardes/noches estivales mucho más amenas.

He escogido cinco como podría haber escogido veinte, porque material bueno lo hay de sobras, pero tampoco era plan de hacer una lista interminable como hice cuando os recomendé películas ochenteras para ver en el día de los enamorados y he preferido hacer una lista más cortita, como hice con las pelis de los 90 para ver por San Valentín, para evitar que os paséis todo el verano delante de la pantalla de la televisión y que así aprovechéis el tiempo para ir a la playa, a pasear o a tomar un mojito en una terraza. ¡Si es que estoy en todo!

Pues tras esta introducción tope chorra, y que solo he hecho para tener una excusa para lincar dos artículos antiguos míos, pasemos a conocer los títulos que os recomiendo ver en verano.

1) “Las vacaciones de una chiflada familia americana” (1983)

Si hay un paradigma de las vacaciones plasmadas en celuloide esos son sin duda alguna la familia Griswold. Y es que gracias a este film y a las varias secuelas que tuvo es pensar en viajar y venirte a la cabeza alguna de las alocadas aventuras que viven esta peculiar prole.

En el título que nos ocupa el motivo del viaje es la visita a un parque de atracciones. La familia reside en Chicago y el parque está situado en Los Ángeles y cuando lo más lógico sería hacer el viaje en avión va el patriarca del clan, un brutal Chevy Chase, y decide hacerlo en coche porque según su criterio esto hará que aumente la diversión. Evidentemente las cosas no tardarán en torcerse y empezar a acumularse los problemas.

Con un guión del gran John Hughes “La vacaciones de una chiflada familia americana” es de esas películas que no da tregua al espectador. Saltamos de situación cómica a situación aún más graciosa. Eso sí, el hecho de que Chevy Chase, que repito está genial, sea el protagonista ayuda y mucho a que los gags funcionen. Solo el arranque del film en el que se le ve a él con cara pánfilo sonriendo ya es una lección de cómo hacer buena comedia gestual. Otro ejemplo sería la escena, o escenas, en las que Chase intenta impresionar a un pibón rubio con el que se cruza en la carretera son de traca.

Fue seguida por una tremenda, y para muchos superior, secuela titulada “Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana”. Aquí los Griswold se trasladan al viejo continente gracias a un premio que han ganado en un concurso. No hace falta decir que también es altamente recomendable el visionado de esta cinta.

Tras esta llegaron dos secuelas más. Una situada en las vacaciones navideñas, y de la que ya os hablé aquí, y “Vacaciones en Las Vegas”, en que la familia se iba a la ciudad del juego y que es directamente deleznable.

Recientemente se estrenó un reboot titulado simplemente “Vacaciones”.

2) “Un verano loco” (1986)

Hoops McCann (John Cusack) y su amigo George han terminado el instituto y deciden irse a pasar las vacaciones estivales a la isla de Nantucket. Durante el viaje recogen a Cassandra (Demi Moore), una atractiva cantante de rock que está metida en problemas con unos motociclistas.

Por si esto fuera poco, una vez en la isla nuestros protagonistas se verán obligados a ayudar a Cassandra a salvar la casa de sus abuelos que quiere ser adquirida por unos codiciosos.

Gags y una historia de amor se dan la mano en este film de culto dirigido por Savage Steve Holland, responsable de ese otro clásico ochentero titulado “Más vale muerto” también con John Cusack de protagonista.

¡Ah! Tremendo el running gag del tío de George que se pasa todo el verano preparándose para ganar un concurso radiofónico para que al final… bueno, mejor lo veis vosotros mismos.

3) “Bienvenidas a los 18” (1986)

Tres jovencitas que recién han cumplido los 18 años deciden pasar un verano loco y diferente yendo a trabajar a un rancho. Ya me diréis que de loco tiene eso. Una vez allí son explotadas vilmente y, gracias a otra joven que han conocido, deciden dejar el rancho y trasladarse a la lujosa casa en la que vive su nueva amiga junto a su novio. Lo que no saben es que el novio de la chica es un personaje de mucho cuidado que primero las pondrá a trabajar en su casino, a pesar de no tener la edad legal para hacerlo, y luego intentará prostituirlas. Por el medio, pues los típicos problemillas con drogas y demás. Todo esto explicado a la velocidad de la luz y con una falta de lógica alarmante. Y es que “Bienvenidas a los 18” es un ñordo de mucho cuidado pero tiene ese encanto que tiene el cine para adolescentes de los 80.

Volviendo al argumento no penséis que todo son malos rollos para las protagonistas. Además de negocios turbios nuestras amigas descubrirán el amor, el sexo, al típico transexual enrollado y vivirán un montón de aventuras que vistas hoy parecen estúpidas pero que en 1986, y más si eras una chica de 18 años, eran el no va más del desfase.

Protagonizada por Courtney Thorne-Smith, conocida por todos gracias a “Melrose Place”, y Mariska Hargitay, hoy famosa gracias a “Ley y Orden: Unidad de víctimas especiales”, que lucen guapísimas durante toda la película.

4) “Juerga tropical” (1987)

Ojo porque aquí estamos frente a un puto clásico. Una de esas comedias que no te hartas nunca de ver y cuyos gags te pueden hacer doblar de risa aunque los hayas visto mil veces. “Juerga tropical” es una jodida obra maestra.

Un profesor de gimnasia, interpretado por Mark Harmon, es obligado a trabajar en verano dando clases a un grupo de estudiantes inadaptados. Como él es el primer interesado en no dar clase no tarda en ser convencido por sus alumnos para hacer cualquier cosa menos estudiar. Pero la cosa se desmadra demasiado y se ve en la obligación de llegar a un pacto con los alumnos. Él hará por ellos lo que le pidan y ellos a cambio tienen que mostrar un poco de interés en dar clase. El problema viene cuando él ha de cumplir su parte del trato ya que le piden cada cosa…

Momentos brutales los hay a patadas. Por citar unos cuantos citaré las clases de conducción que le da Harmon a una alumna que es una auténtica inútil al volante. O como cuando Harmon termina en la cárcel por cubrir a unos alumnos que están bebiendo en la calle. O como cuando visitan una granja y un par de alumnos fans del terror hacen ver que son atacados por los conejos etc…

Y cito a este par de alumnos fanáticos de las películas de miedo porque ellos son los protagonistas de casi todos los mejores gags del film. Además de los citados hay una escena memorable en la que tienen que hacer una redacción de 100 palabras y ellos presentan una sobre el maquillador Rick Baker del que recalcan diciendo “mucho” por lo menos 70 veces lo mucho, valga la redundancia, que se merecía el Oscar por “Un hombre lobo americano en Londres”. Es el despolle máximo.

Además de Harmon por “Juerga tropical” pululan Kirstie Alley (“Cheers”, “Mira quién habla”), Shawn Smith, (saga “Saw”) y de nuevo Courtney Thorne-Smith.

5) “Loverboy” (1989)

Y ya tenemos de nuevo por aquí a mi adorado Patrick Dempsey. En “Loverboy” Dempsey interpreta a Randy, un joven estudiante al que la vida no es que le sonría mucho precisamente. Acaba de sacar unas notas de mierda y su novia le deja harta de que esconda la relación a sus padres. Unos padres que viendo el poco provecho que le saca a la universidad deciden dejar de costeársela.

Así pues Randy tendrá que dedicarse a trabajar en verano para poder pagarse los estudios. ¿Y de qué se pone a trabajar? Pues de pizzero, que todo el mundo sabe que es la mejor manera para pagarse uno los estudios. Cuando peor pintan las cosas va Randy y tiene la suerte de cruzarse con una atractiva mujer madura (Barbara Carrera) con la que vivirá una noche de pasión. Esta mujer le dará dinero por eso y le dice que esté atento porque siempre que alguien pida una pizza con doble ración de anchoas es que en realidad será ella que quiere volver a verle. Pero eso no es del todo cierto y resulta que esa será la contraseña que utilizarán mujeres casadas y de cierto poder material para conseguir que Randy vaya a su casa para prestar sus “servicios”. Esos servicios no solo incluyen sexo sino que Randy demuestra ser una persona que sabe brindar atención y afecto. Eso volverá locas a todas las mujeres casadas infelices. Pero un día Randy recibe una petición de quien menos se lo espera.

“Loverboy” es la película que más hizo para que los jóvenes de los 80 se pirrarán por trabajar repartiendo pizzas porque creían que se iban a inflar a chingar. Luego la realidad era otra, pero el sueño de convertirse en un “fucker” de mujeres maduras estuvo en la mente de muchos adolescentes durante un tiempo.

“Loverboy” forma junto a “No puedes comprar mi amor” y “Ellas los prefieren jóvenes” la trilogía de films que encumbraron la carrera de Patrick Dempsey. Luego esa carrera cayó en picado y ya en pleno siglo XXI, y gracias a “Anatomía de Grey”, volvió a resurgir.

El casting de mujeres maduras lo conforman entre otras, además de la ya citada Barbara Carrera, Kirstie Alley, de nuevo por aquí, y Carrie Fisher, la archifamosa Princesa Leia. Los padres de Randy son interpretados por Robert Ginty (“El exterminador”) y Kate Jackson (“Los ángeles de Charlie”).

¡Ah! Por citar algún gag del film recordaré aquel en el que Randy va a una casa en la que han pedido una pizza con doble ración de anchoas y al llegar y ser recibido por una atractiva mujer da por hecho que tendrá que hacer su “trabajo” para descubrir una vez está desnudo que la pizza es para los hijos pequeños de dicha mujer que son adictos a las anchoas.

Pues con “Loverboy” cerramos la lista de comedias ochenteras veraniegas. Es la hora que os manifestéis vosotros. ¿Qué os parece la lista? ¿Qué otras películas añadiríais? Contad, contad…

Recordado por el viejales: el día 27 de junio de 2017 a las 9:45 am

Categorías relacionadas : Películas

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *