Bazofias hispanas que provocó la película “E.T. El extraterrestre”

El ete y el oto

He de reconocerlo viejun@s, os he engañado con la imagen de portada. No, no voy a hablar sobre la ¿espeluznante?, ¿incomprendida?, ¿vomitiva?… bien, no sabría cómo clasificar la obra de los hermanos Calatrava “El Ete y el Oto”. ¿Por qué no escribo sobre ella aquí? Pues porque por sí sola, esta bizarrísima película se merecía un post para ella, y no sería de los escuetos. Quizá algún día Álex o yo nos decidimos a hacerlo, pero hoy me voy a centrar en otro tipo de horrores que nuestros oídos y nuestras retinas tuvieron que sufrir por causa y efecto, principio y fin de la maravillosa película de Spielberg.

Antes que nada creo que nos tendríamos que poner un poco en situación, seré breve. El impacto que causó “E.T. El Extraterrestre” en las vidas de jóvenes y no tan jóvenes cuando se estrenó a finales de 1982 fue brutal. Su lanzamiento llenó telediarios, tertulias e incluso acaparó las portadas de los principales medios escritos. Sirva de ejemplo la portada de “La Vanguardia” el día de su estreno:

ET_extraterrestre_12

El mundo ha cambiado bastante en estos más de treinta años y sí, quizá la distribuidora pagó por esa portada, no lo sé, pero hoy en día se me hace difícil imaginar una película que su estreno provoque un choque mediático de tal envergadura. Actualmente, ante cualquier estreno de un blockbuster, el garrulo de turno se lo descarga en calidad ínfima a los 5 minutos del primer pase y poco o nada le interesa la portada de un periódico ya que su fuente de información son los comentarios de sus iguales a las noticias de su muro de facebook. Pero esto es otra historia sobre la que tampoco vamos a hablar hoy aquí. (N. de A.: ;-) a Quique C.)

Podríamos decir que el país entero se paralizó ante la llegada de la película y las consecuencias fueron, en algunos casos maravillosas pero en otros fueron totalmente funestas. Hoy vamos a mostrar algunas pinceladas sobre este segundo grupo.

¿Dónde estás E.T.?

Enrique y Ana” le dedicaron a E.T. una canción que, más o menos buena a nivel musical, incluye una letra bastante esperpéntica creada a base de ideas de la película pero sin demasiado sentido. Por ejemplo: “con mi bicicleta iré a tu planeta”… pues ves dándole al pedal porque tienes para rato chaval. Vale, en la peli hay una bicicleta, vuela y se sobreentiende que el extraterrestre viene de otro planeta, en la canción se mezclan estos conceptos en pos de la rima y te cascan la frase sin sonrojarse. Toda la letra está plagada de ejemplos como este. Pero poesía cutre a parte, quiero hacer hincapié en otros dos aspectos:

  • El marciano que responde en el estribillo: supongo que pillaron al primer borracho que se encontraron por la calle y a cambio de unos buenos lingotazos de Torres V o de Gordon’s (la ginebra para gente sin complejos… y sin papilas gustativas) le hicieron grabar con voz de cazalla las palabras “mi casa”, “teléfono” y “auuuu”.
  • Las dos versiones de la canción: como “Enrique y Ana” lo petaban tanto en España com en Latinoamérica, se grabaron diferentes estribillos para cada mercado. En la versión para España decían (fonéticamente) “Dónde estás e te” y en Latinoamérica “Dónde estás i ti”. Supongo que fueron consecuentes con los diferentes doblajes de la película. Puede que a priori parezca una diferencia mínima, pero os aseguro que si de pequeños escuchasteis una de las versiones, escuchar la otra os dejará con el culo torcido y os parecerá que algo muy loco os está pasando en la cabeza:

Versión latinoamericana:

Versión española:

Personalmente esta canción tendrá para siempre un rincón nostálgico especial reservado ya que con ella gané el primer y único concurso musical que he ganado en mi vida de manera individual (y no es que me haya presentado a pocos, debo ser muy malo). Aquí os dejo la prueba que lo demuestra:

IMG_2583

La bicicleta de la película.

Reconozcámoslo, todos, absolutamente todos tras ver la película deseamos  tener la bicicleta de Elliot. En EEUU el modelo oficial que ofrecía la posibilidad de cumplir el sueño de miles y miles de niños era la Kuwahara KE01, que de hecho era la misma bicileta de la marca japonesa que sale en el film. Era un modelo de BMX que ya existía anteriormente a la película pero cuya popularidad creció hasta el infinito tras el estreno. Esta era su publicidad cuando “E.T. El Extraterrestre” ya era un fenómeno de masas:

ET_extraterrestre_15

Aquí no se llegaron a comercializar las Kuwahara (o al menos yo no he encontrado referencias fiables, si alguien puede aportar más datos serán bienvenidos). Las que llegaron fueron un modelo de bicicletas que marcaron toda una generación y que casualmente eran prácticamente iguales hasta el más mínimo detalle a las KE01, no son otras que las BH California. No es que las California fueran malas bicicletas, todo lo contrario, ¿quién de nuestra generación no tuvo o quiso una?. BH es una gran marca de bicicletas pero personalmente creo que aquí pecaron un poco de abusar de la táctica Falomir, copiar algo y venderlo como propio. Y el ejemplo más claro que corrobora mi teoría es el anuncio de televisión que BH “creó” para vender la California:

Tengo la impresión que el anuncio se compró hecho y que toscamente se incorporaron los planos donde aparece tanto el nombre de la marca como el del modelo de bici. La calidad del video no es demasiado buena pero aun y así se notan demasiado forzados los planos que menciono.

Simpre deseé una California pero jamás la tuve. A pesar de ello sí que aprendí a montar en bici con el otro buque insignia de la compañía de los hermanos Beístegui, la Bicicross BH:

1306843178913_f

Los muñecos, los muñecos de mierda.

Creo que no equivocaré si aseguro que el muñeco de E.T. fue el regalo estrella de las navidades de 1982 y seguramente de las siguientes también. La réplica oficial la recuerdo espectacular: muy bien acabada, articulada y con el dedo y la barriga de E.T. que se iluminaban. Yo nunca la tuve pero sí que recuerdo que un compañero de clase al que se la regalaron se obsesionó bastante con el muñeco. Explicaba que era su mejor amigo y cosas con el estilo y creo que al final su E.T. de plástico tuvo que volver a su planeta llamado “Container” con la ayuda de una “nave espacial” que conducían sus padres siguiendo las indicaciones de un mapa a escala “psicólogo”… o algo así pasó.

Bien, el original era una pasada, de acuerdo, pero aquí es donde de nuevo apareció la picaresca hispana, llenando de bazofias el mercado de los juguetes y haciendo pasar putas mierdas como muñecos que algo tenían que ver con nuestro querido extraterrestre. Aquí algunos ejemplos:

Este horroroso muñeco a cuerda nos revela algo desconocido hasta la fecha: ¡E.T. venía de Marte!

Uno de los de la caja anterior donde se puede apreciar la mierda de cara que le hicieron a este E.T.

Si Homer Simpson se disfrazase de E.T., este sería el resultado.

El E.T. más afeminado de la historia de los E.T.’s

¿Un E.T. con un babero de Smiley, cara de pasmado y buscando dónde echar 5 duros? Spain is different…

Se ve que el estrabismo es un problema que también se da más allá del planeta tierra.

Se comenta que ingerir plutonio enriquecido del reactor de Chernóbil es más sano que tocar con los dedos el plástico con el que está hecho este despropósito.

Existe una orden todavía vigente de búsqueda y captura, emitida por la Interpol, del diseñador y del fabricante de esto.

El ñordo máximo. El niño al que le regalaron esto tiene hoy en día 45 años y todavía acude a terapia tras quince intentos de suicidio y varias operaciones de cirugía estética para parecerse más a E.T. que la reputa mierda esta.

Para mear y no echar gota, ¿verdad? Pues estoy convencido de que ese regalo estrella de Navidad que miles y miles de niños esperaban tener aquel 1982 fue sustituido por alguna de estas atrocidades. Yo fui uno de ellos. Por suerte, más de treinta años después, el día que cumplí 40 años, por fin tuve un muñeco de E.T. espectacular. No es el original de la época pero, ¡eh!, ¿a que es guapo?

IMG_2582

Mi E.T. que esta en mi caaaaaasa…. Si a alguien le interesa le digo dónde conseguirlo.

 

Otras bazofias

Aquí podría incluir cientos de objetos y cosas raras de producción hispana que se aprovecharon del filón de E.T. No lo haré ya que este post se haría interminable y estoy valorando la posibilidad de realizar una segunda parte donde se incluirían algunas joyitas que por ahora guardaré a buen recaudo. Si que haré mención de tres cosas bastante aberrantes que servirán de colofón para esta entrega de hoy.

ET_extraterrestre_otros_1

¿Esto era realmente necesario?

ET_extraterrestre_otros_2

Una regla irrompible… y sin ningún tipo de licencia de E.T. contratada.

ET_extraterrestre_otros_4

No sé a vosotros, pero a mi me parece incluso de mal gusto, ¿no?

Y para terminar no podía acabar este post sin hacer mención de uno de los traumas más profundos de mi infancia provocado por el juego de mesa “E.T. el Extra-Terrestre”, y que os detallé en profundidad hace un tiempo en este mismo blog. Si queréis recordarlo aquí tenéis el enlace. Resumiendo os comentaré que se trata de la peor mierda, puta mierda, asquerosa puta mierda (id añadiendo adjetivos al gusto) con la que he intentando (y quiero remarcar el concepto “intentado”) jugar jamás. Su carátula era esta:

Cuánto me llego a traumatizar esta caca...

Cuánto me llego a traumatizar esta caca…

Y hasta aquí este repaso a cómo la cultura ibérica se apropió de E.T. ¿Recordáis alguna atrocidad más? ¿Os traumatizó alguna? Contad, contad.

Tomad la medicación…

Recordado por el viejales: el día 10 de abril de 2015 a las 10:11 am

Categorías relacionadas : Juguetes

18 Comments

  1. Yo tuve el que has denominado ‘E.T. afeminado’, y era una caca plasticosa, efectivamente.
    También tuve la regla irrompible, y efectivamente no se rompía, varias veces lo intenté. Os puedo jurar que al verla lo primero que ve ha venido a la cabeza es su olor. De que siniestro polimero estaría hecha?

    Post a Reply
  2. Yo aún recuerdo cuando Chernobil se escribía con B…

    Post a Reply
    • Gran recuerdo, sí señor. ¿Y de cuando se acentuaba? ¿Te acuerdas? Era súper mítico… ¡qué recuerdos!

      Post a Reply
      • Hombre si nos vamos a poner especialitos, el nombre real es Chernobyl (y aquí entraríamos en la eterna discusión sobre si está bien o no traducir nombres propios de ciudades/sitios y/o personas) :P

        Post a Reply
  3. Creo que el “ETE y el OTO” es la cagarruta fílmica más enorme que he visto en mi vida. No tiene ningún valor de ningún tipo, ni siquiera el de ser algo bizarro. Ni mucho menos “mala pero buena”…es “mala pero mala”. Con avaricia.

    Post a Reply
    • Como explicamos en el artículo estamos valorando seriamente la posibilidad de dedicarle un post a tan magna película o a la filmografía de los Hermanos Calatrava. Lo que pasa es que nadie del staff tiene el valor de hacerlo.

      Post a Reply
    • Es la prueba definitiva. Tenemos el blog Blogcaspa dedicado al cine malo desde 2006-2007, y ninguno de nosotros, amplios conocedores de aberraciones fílmicas, hemos sido capaces de pasar de los primeros cinco minutos! Si os empiezan a sangrar los ojos, por favor, deteneos! Un saludo!

      Post a Reply
    • Nosotros hemos atado a la becaria a una silla, le hemos puesto esparadrapo en la boca y agujas en los ojos para evitar que los cierre (truquillo aprendido de Dario Argento) y la obligamos a ver “Horror Story”. Si después de los 84 minutos que dura la peli sigue cuerda, le haremos un contrato temporal.

      Post a Reply
  4. A veces os odio con toda mi alma… ¿Por qué tanta maldad en vuestros post? ;-)

    Post a Reply
  5. Me la vi por primera vez hace una semana y me despiporre vivo,una chuscada total si,pero es ver al calatrava que ni le pusieron máscara y te meas.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *