3 productos de supermercado y 1 supermercado que cambiaron de nombre y que al hacerlo, de alguna manera, acabaron con una parte de mi infancia.

e81b638109ffbc68e055e2fc447b861e

Si hay una cosa que me encanta recordar de cuando era pequeño es la sensación de inmutabilidad del universo. De niño todo te parece eterno y para siempre. Tus padres siempre estarán ahí, verás a tus amigos cada día durante toda tu vida, la escuela será ese lugar maravilloso u odioso al que quieres ir o no en función del día, tus profesores siempre sabrán más cosas que tú, tu capacidad eréctil siempre será comparable a la dureza del diamante y a la vez estará siempre tan desaprovechada… Bueno, me imagino que os dais cuenta de qué estoy hablando, ¿no? Una de las grandes hostias que recuerdo haber recibido al crecer es darme cuenta de que nada es para siempre (ni los diamantes ni las erecciones) y que este mundo es tan mutable que nuestra propia existencia no deja de ser un mero accidente temporal que nadie recordará en un plazo demasiado breve. Es por eso que cuando algo que te parece eterno desaparece o cambia, en tu interior se produce una sensación de pérdida, ya que lo que has vivido parece fútil e inane. Y de entre todas las cosas que he visto cambiar, una de las que más me tocó las gónadas, a pesar de ser muy insignificante, fue la de estos productos que me parecían algo intrínseco a la realidad y que cambiaron, sin saber porqué, de nombre.

Mr. Proper – Don Limpio

mr-proper

Siempre me llamó la atención el aspecto de Mr. Proper. ¿Por qué escogieron a un hooligan para anunciar un limpiador de suelos? En serio, ¿no os parece que tiene pinta de beberse sus buenas pintas antes de ir al partido del domingo a dejarse la voz en el campo? Un tío calvo y con un aro en la oreja se asemejaba mucho a la pinta de los ultras de los dos equipos de mi ciudad en los ochenta. Quizá sea la dicotomía entre su aspecto y su función lo que hizo que Mr. Proper calara tanto en la sociedad. Era un tío que caía bien, el típico colega que tú sabes que es un trozo de pan pero que los demás se sorprenden al ver que te saluda, no sé si me explico.

Cuando en 1996 los dirigentes de “Procter & Gamble” decidieron cambiar el nombre de nuestro musculoso amigo a “Don Limpio” todos nos quedamos con los ojos como platos. ¿Pero que coño “Don Limpio”? Antes que era, ¿sucio? ¿Ya estamos con los típicos estereotipos con los hombres calvos, musculosos, de mirada azul radiante, aro dorado en la oreja y pestañas teñidas de blanco? ¿Han de ser malos y tener una higiene corporal descuidada por naturaleza? Malditos empresarios… nunca llegaron a entender que Mr. Proper era nuestro amigo, y a un amigo no se le cambia el nombre. Y para colmo nos encasquetaron el cambio de la manera más sibilina posible: utilizando la canción del anuncio que tantas y tantas veces habíamos cantado: “Mr. Proper fue al principio ahora se llama Don Limpio”… Citando a mi admirado Ford Fairlane: “La madre que os parió, hijos de puta…

Corren cientos de teorías por la red que intentan explicar los porqués del cambio. Os diré una cosa, me la traen todas floja, Mr. Proper fue, es y seguirá siendo para mí Mr. Proper, se pongan como se pongan todos los directores de márqueting del universo.

Petit Suisse – Danonino

21376711

Mi madre siempre pensó que los “Petit Suisse” eran un yogur de fresa en miniatura. Y así mismo lo creí yo hasta mucho años después cuando descubrí que de hecho era un queso fresco con colorante rosa. Pero de pequeño me encantaban, me los comía a pares, supongo que por aquello de que “a mi me daban dos” y que “en proteínas, alimenta como un bistec”:

Con el tiempo dejé de ser un consumidor compulsivo de “Petit Suisse” pero eso no quitó que se me rasgase el alma al ver que algún iluminado había cambiado el nombre de aquella delicia por el de “Danonino” y que le habían asignado una mascota… ¡¡¡Un puto dinosaurio azul!!! Pero… ¿se puede ser más imbécil? No, no, respondedme… ¿SE PUEDE SER MÁS IMBÉCIL?

dano

“¡Soy una mierda de mascota asíííííí de grande!”

Pues sí que se puede sí… se puede ser más imbécil, cutre y roñoso: se puede sustituir el punto de la “i” de “Danonino” por un corazón. Lamentable. Danone se cargó una parte importante de mi infancia con este cambio, no he vuelto a comer el queso rosáceo y creo que no lo volveré a hacer a no ser que el director general de la marca venga de rodillas hasta la puerta de mi casa disfrazado de dinosaurio azul, sodomizado con un dildo cuya punta tenga forma de corazón,  para pedirme perdón cargando trescientas toneladas de “Petit Suisse” etiquetados de nuevo como “Petit Suisse”,… y aún así me lo pensaré.

Pryca – Carrefour

cnopsi

(nota pública: quizá por el título del post tendría que dejar este cambio para el final, pero es que para terminar la narración me cuadra más hacerlo así y dejar para el final otra cosa)

Le tenía un cariño especial al “Pryca”. No por sus precios ni por su oferta de productos que, dicho sea de paso, ni recuerdo ni me importa. Era por un hecho bien diferente: mi padre me enseñó a conducir en el parking del citado centro comercial. Cuando ni tenía la edad para conducir ni tampoco había ninguna razón aparente para hacerlo, los domingos por la mañana íbamos allí toda la familia y mientras mi madre y mi hermana aguantaban estoicamente el rollo de ver cómo yo conducía, mi padre me descubría los secretos del juego del embrague y el acelerador, las diferentes posiciones del cambio de marchas y qué, cómo y cuándo mirar por el espejo retrovisor. Y este es el motivo por el que Pryca siempre tendrá un lugar especial en mi memoria. Lugar que me tendré que esforzar en mantener vivo ya que a unos franceses les dio por comprar todos los supermercados “Precio y Calidad” (¿no os habíais dado cuenta del acrónimo hasta ahora?) y les dio por cambiarle el nombre por el suyo: “Carrefour”. ¿“Carretes y fourmages”? ¿Qué mierda es un “Carrefour”? ¿El hermano descartado de Fuyur de la “La historia interminable”? Bueno, lo he buscado y significa “cruce” o “encrucijada”… vaya… ¿que extraña relación se podría enlazar con el hecho de conducir, no?

Natillas Danone – Danet

42882305

Otro despropósito de Danone, quizá más grave si cabe que el anterior. Somos una generación marcada por las “Natillas Danone”, de hecho estoy escribiendo esto y a la vez te veo a ti, viejuno lector, canturreando para tus adentros la melodía de “Natillas… Danone… listas para tomar… Cómo… me gustan… en el postre y al merendar” Y al finalizar de entonarla te veo planteándote la duda existencial: “¿Repetimos?”…. la de veces que he enviado a un chica a por unas natillas cuando me ha planteado la misma cuestión tras satisfacer sus más carnales deseos, ¡qué recuerdos!

Las “Natillas Danone” incluso sirvieron para darnos cuenta del nulo oído musical de la mayoría de deportistas españoles:

Realmente te entran ganas de arrancarte las orejas con una cucharilla de café después de ver el anuncio. Citando de nuevo a Ford Fairlane: “He escuchado gatos follando con más oído que este chaval”.

Pues se ve que a Danone ni le importaban nuestros recuerdos, ni el impacto de sus campañas, ni lo introducida que estaba la marca en el mercado, ni la atrocidad musical que cometieron Bruguera y Caminero. De un día para otro “Natillas Danone” se empieza a llamar “Danet” y a tomar por el culo, si te he visto no me acuerdo, SanSeAcabó y a otra cosa mariposa. Un nombre, dicho sea de paso, sin ningún tipo de gracia. “Da-net”… “net” en catalán significa “limpio”… ¿“Danet”-”Don Limpio”? Es muy raro todo esto, ¿no? (nota mental: tengo que volver a consumir drogas de alto octanaje para frenar mis teorías de la conspiración).

Y hasta aquí el repaso de hoy. Sólo quiero acabar diciendo que los cambios no son malos, perder los referentes sí, y con estos pequeños cambios que las corporaciones realizaron desapareció un pequeña parte de lo que fuimos, por qué lo fuimos y cómo lo fuimos.. y a mí que queréis que os diga… me toca los abogados que tengo aquí colgados. No me importan las razones por las que cambiaron de nombre a estos productos, seguro que hubieron motivaciones justificables o no, estudios de mercado y mierdas en vinagre varias pero repito: no me importan. Yo quiero mis referentes y mi paz espiritual.

¿Recordáis otras atrocidades como las que he comentado hoy? Contad, cantad, confesad viejun@s.

Tomad la medicación…

Recordado por el viejales: el día 5 de diciembre de 2014 a las 10:11 am

Categorías relacionadas : Sin categoría

20 Comments

  1. te ha faltado el de Sabeco que desde hace pocos años lo llaman simply, otra atrocidad de algún genio de marketing

    Post a Reply
  2. Lo de Don Limpio y Mister Propper se llego a realizar un gag de Cruz Y Raya donde criticaban también el cambio de nombre, totalmente de acuerdo con todo lo comentado. Lo del Pryca por Carrefour aquí fue los Continente de toda la vida que pasaron a ser Carrefour.

    Post a Reply
  3. Ni don Limpio ni polllas, para mi siempre será “Mister Proper pura fuerza todo brilla y se refleja Mister Propeeeeeeer.”

    Post a Reply
  4. Ah, un pequeño apunte, el Pryca que pasó a llamarse Carrefour en sus orígenes se llamaba Carrefour así que tras tamaño despropósito y ganas de volvernos locos con ahora blanco, luego negro y después blanco otra vez creo que podéis llamarlo como os de la gana, es lo que yo voy a hacer :-)

    Post a Reply
  5. Mister proper por principios ahora se llama don limpio…pero que mierda es esa de slogan q se sacaron de la manga?????

    Post a Reply
  6. Conozco personalmente a la persona a la que se le encargó preparar la campaña publicitaria del cambio de Msiter Proper a Don Limpio…. Las razones esgrimidas eran que había partes de la península donde sus habitantes tenían problemas para pronunciar el nombre de según que productos, uno de ellos Mister Proper….. Demasiadas ERRES….

    Post a Reply
  7. Lo de carrefour me pasó igual pero con el supermercado “continente”, a veces aún le llamo así XD .

    Post a Reply
  8. Qué bueno. Me he encontrado canturreando la canción de las natillas a mitad del artículo.

    Post a Reply
  9. Vamos a ver…

    Lo de las natillas Danone es de cajón. Se cambió de nombre por la sencilla razón de que no puedes usar el genérico del producto para llamar al tuyo (por eso mismo el cambio actual del nombre del yogur griego danone a Oikos).

    Lo que realmente me ha hecho gracia es el comentario del cambio de nombre de Mr. Proper por la dificultad de la pronunciación en determinadas comunidades autónomas. ¡Eso es imaginación y lo demás son tonterías!

    Basta indagar un poco en la red para encontrar una respuesta que parece mucho mas lógica y con mas sentido (máxime si tenemos en cuenta que en el resto de paises de Europa el nombre también cambió), y es la siguiente:

    “La respuesta no es nada romántica, y narra, una vez más, la imposición del dinero y la especulación sobre todo lo demás:

    Mr Proper era una marca instalada en toda Europa, pero como bien sabemos el poder adquisitivo dista mucho de ser homogeneo en los países de la UE. Con este nuevo “mapa económico” comenzó a ocurrir algo impensable: Mr Proper comenzó a piratearse a si mismo.

    Aunque la marca y el diseño eran idénticos, cada sección de cada país funcionaba de forma independiente, por lo que para aumentar las ventas no dudaban en vender producto fuera de sus fronteras. Así pues, no era extraño que camiones de Mr Proper viajasen de España hacia Francia con un producto idéntico pero más barato que daba mayor margen de beneficio. Ya veis, aquí si se puede trapicheamos hasta con el detergente.

    Ante este problemón, y antes de que todo esto desembocara en la III Guerra Mundial, Mr Proper tradujo su nombre al de cada país donde se vendía, acabando con un buen nombre de marca, pero dando por finalizada una crisis interna de aupa.

    Lo dicho: Una historia muy poco romántica.”

    Fuente: http://lembd.blogspot.com.es/2009/04/por-que-mr-proper-paso-llamarse-don.html

    Post a Reply
    • Pues con Frigo ha pasado el contrario, en todos los paises conserva su nombre -sólo cambiaron el logo por el corazón espiral- (en Francia curiosamente es Cami, que en españa era competencia y lo acabó comprando Nestlé) aunque en general se le puede llamar internacionalmente “the heart brand”

      Post a Reply
  10. Recuerdo los “gitanitos” que pasaron a llamarse “bulgaros”, supongo que un nombre mas politicamente corecto…

    Post a Reply
  11. ya no rimaban las canciones,y al carrefour mucha gente lo sigue llamando pryca…de veras k no es lo mismo :S

    Post a Reply
  12. La explicacion de Klaathu es la que yo conocía para explicar el cambio de nombre a Don Limpio, y me parece perfectamente plausible. Aunque Mister Proper, en realidad, SIEMPRE fue Don Limpio. Proper significa “limpio” en alemán, y el personaje en origen siempre se llamo “Mr. Clean” https://en.wikipedia.org/wiki/Mr._Clean

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *